jueves, 11 de abril de 2013

A fondo: análisis HTC One

El nuevo HTC One presenta un acabado en aluminio con un formato de cuerpo Unibody, con innovaciones importantes tanto a nivel de hardware como de implementación de software, ya que la ventana principal del sistema operativo Android se encuentra personalizada con información actualizada de redes sociales y de nuestros contactos, una función que HTC ha denominado HTC BlinkFeed. De esta manera, todo el contenido que nos interesa se muestra en la pantalla de inicio sin necesidad de acceder a ninguna aplicación. Podemos desplazarnos de arriba debajo de la pantalla para consultar las actualizaciones de redes sociales, la de los contactos, fotos de amigos, así como noticias de las categorías que previamente hayamos fijado. Puedes ver aquí nuestro análisis en vídeo Excepcional hardware Físicamente, el móvil dispone de una pantalla de 4,7 pulgadas Full HD pero sin protección Gorilla Glass. Sus esquinas se encuentran redondeadas, y el grosor no supera los 9,3 milímetros. También el peso de 143 gramos se mantiene dentro de los valores medios de otros modelos del mercado. El sensor de la cámara se encuentra integrado en el cuerpo, al igual que el flash LED, y la botonera de manejo de volumen y activación de pantalla apenas sobresalen del marco del teléfono con el fin de impedir que se activen o sean pulsados por error cuando el móvil se lleva en el bolsillo. La batería de gran capacidad (2300 mAh), también está integrada en la carcasa sin posibilidad de extracción, mientras que la única ranura extraíble se corresponde con la de la tarjeta microSIM que se extrae ayudado por un pequeño clip. La pantalla ofrece una buena luminosidad gracias a la tecnología Crystal Clear con panel Super LCD 3. Desactiva el modo de ahorro de batería para visualizar vídeos y comprobarás que las imágenes se muestran con el mayor esplendor. Esto es fruto de la gran densidad de píxeles de su pantalla, que alcanza los 468 dpi, un valor que supera lo que hasta ahora habíamos visto en muchos otros móviles de gama alta. El Xperia Z de Sony, por citar un ejemplo, logra batir al iPhone 5 de Apple en densidad de píxeles, que dispone de 441 dpi. En cuanto al resto de sus componentes internos, su procesador Qualcomm Snapdragon 600 es de cuatro núcleos a 1,7 GHz de velocidad, acompañados de 2 GB de memoria RAM. La capacidad de almacenamiento también la encontramos acertada, al apostar por los32 o 64 GB según el modelo. Lo que no es posible ampliar es dicha memoria mediante tarjetas microSD, algo de lo que carece el modelo One. Experiencia de uso El sonido de sus altavoces también nos ha sorprendido muy gratamente, siendo sin duda el móvil con mayor volumen de los que hemos probado. Sus dos altavoces presentados en el frontal, uno a cada lado de la pantalla, no sólo ofrecen claridad y definición al reproducir sonidos, sino que además, no distorsionan con su volumen al máximo, sentando precedentes a la hora de ver una serie o película en el móvil sin utilizar altavoces adicionales. Tampoco decepciona en la calidad del audio de sus llamadas. Cada altavoz dispone de amplificador integrado con sonido estéreo que cumple la especificación de Beats Audio, mejorado mediante la tecnología HTC BoomSound, garantizando una gran intensidad sonora. Pero sin duda lo más relevante de su hardware es la calidad de su cámara posterior, de calidad UltraPíxel con un objetivo de 28 milímetros y lente capaz de capturar hasta un 300 por cien más de luz que los sensores habituales de 8 megapíxeles empleados por otros móviles. Se complementa esta faceta con la estabilización óptica, el nuevo chip ImageChip para grabar vídeo en 1080p, y la posibilidad de capturar imágenes en modo HDR. Todo ofrecido de serie. Hemos probado a grabar vídeos con la función de “slow motion” y comprobamos como podemos variar la velocidad de reproducción de las escenas, lo que da un toque más profesional con mayor detalle a la hora de mostrar las escenas capturadas, manejando en la parte que deseamos, la velocidad de reproducción de los frames. Comprobamos que la inmediatez a la hora de capturar fotografías prima en el HTC One, sin apenas retraso por la óptica del móvil, algo de lo que suelen padecer otros modelos. Puedes fijar de serie en los ajustes del One la posibilidad de capturar las imágenes en modo HDR, con lo que te aseguras la máxima calidad en cada instante. También es posible moverse por los 4 modos diferentes de captura de fotos, entre las que se incluye la panorámica de barrido. También podemos fijar la revisión de la imagen tras la captura, algo muy característico de las cámaras profesionales y que sin duda es de agradecer. De cara al usuario menos experto, decir que cuenta con la función HTC Zoe, que no es otra cosa que una vez que tenemos almacenados los vídeos y fotos en la memoria del móvil, englobados bajo sus respectivos álbumes, es posible utilizar dicha función para crear “slides animadas” de fotos en alta resolución que cobran vida en fragmentos de tres segundos, transformando la tradicional galería de fotos, en una galería de recuerdos en movimiento. Incluso puedes englobar vídeos para que el proyecto cobre vida. A efectos de conectividad, dispone de Bluetooth 4.0, así como tecnología NFC para permitir la sincronización con otros dispositivos con solo aproximarlos entre sí. Rendimiento Utilizamos las aplicaciones típicas de dispositivos Android para poder comparar los resultados con los modelos tope de gama del mercado actual. La aplicación gratuita Quadrant, disponible en la tienda Google Play nos permitió recoger un valor de 11.617, muy superior a los 7.744 conseguidos con el modelo Xperia Z de Sony. Geekbench es otro que vino a confirmarnos el dominio de su potencia, ofreciendo un resultado de 2.733 frente al índice de 1.911 alcanzado con el Xperia Z. Si trasladamos estos valores al mundo real, debemos decir que las aplicaciones se abren a gran velocidad, la multitarea permite saltar de una a otra aplicación en microsegundos, y los 2 GB de memoria RAM mejoran el manejo de aplicaciones que hacen un gran uso de la misma. En la ejecución de juegos, con la pantalla a Full HD, comprobamos como el chip gráfico Adreno 320 GPU se comporta bien con valores consistentes de “frames por segundo” en lo que se refiere a la aceleración gráfica. Utilizamos el título Real Racing 3 para esta serie de pruebas. A efectos de autonomía, HTC ha incrementado la capacidad de su batería hasta los 2.300 mAh. Tras el habitual uso diario que llevamos a cabo del móvil, utilizando las redes sociales y la sincronización del correo, comprobamos que la batería se mantenía dentro de buenos niveles al 62 % de su carga tras 24 horas de uso. A efectos prácticos, supone un 10 % menos de carga que la que tenía el Xperia Z de Sony tras la simulación de las mismas pruebas. Las mismas pruebas realizadas en su día con el Galaxy S III de Samsung nos ofrecieron un comportamiento muy similar al HTC One. En lo que respecta a reproducción de vídeo de manera constante con el brillo de la pantalla al máximo y el ahorro de energía desactivado, la prueba nos arrojó un tiempo estimado de 6 horas y 42 minutos antes de agotarse por completo. Conclusión A la espera de comprobar la apariencia de Facebook Home sobre los móviles Android, HTC ha mejorado la experiencia que consiguiera en su día con la capa de software HTC Sense, consiguiendo que el uso del móvil HTC One resulte de lo más gratificante y convirtiendo al terminal en mi elección preferida dentro de los modelos Android actuales. Sin duda alguna, desplaza a un segundo plano las novedades aportadas por el sistema operativo Android 4.2, adquiriendo mayor protagonismo la apariencia de la pantalla principal, personalizada con la información que verdaderamente nos resulta relevante para nosotros. Podrás adquirirlo desde hoy con Movistar asociado a diversas modalidades de tarifa de datos. FICHA TÉCNICA Dimensiones 137 x 68,2 x 9,3 mm Peso de 143 gramos Procesador Qualcomm SnapDragon 600 Quad-Core a 1,7 GHz Gráficos GPU Adreno 320 Pantalla de 4,7 pulgadas Tecnología Super LCD 3 Crystal Clear Densidad de píxel de 469 dpi Sonido Beats Audio Memoria RAM de 2 GB Almacenamiento de 32 o 64 GB Tecnologías: NFC, Bluetooth 4.0, GPS y Wifi Direct Cámara trasera de Ultrapíxeles (4 Mp) Cámara frontal de 2 Mp Batería Li-Po de 2.300 mAh Sistema operativo Android 4.1.2