martes, 9 de abril de 2013

En 2020 habrán 50 mil millones de dispositivos conectados

Networked Society o «Sociedad en red» es un término del que habla Ericsson en un informe sobre todos los beneficios que se encuentran en un mundo conectado. Este fabricante apunta que en una sociedad en red «la conectividad solo será el comienzo para abrir caminos de innovación, colaboración y sociabilización». Según las estimaciones de la Comisión para la Banda Ancha (Broadband Commission, 2012), para el año 2020 en el mundo habrán cerca de 50 mil millones de dispositivos conectados. Esto quiere decir que cada persona tendrá seis dispositivos, todos conectados.
En el informe Ericsson Mobility Report (2012) se ha explicado que hizo falta que pasaran 100 años para conectar de diversas maneras a mil millones de personas y solo 25 años para conectar a cinco mil millones de ciudadanos, por lo que establecen que el mundo es «cada vez más pequeño» debido a que las distancias se acortan.
Según rescatan en este documento, la capacidad de conexión significan tres cosas: libertad, empoderamiento y oportunidades.
Con la tecnología se acercan a las personas queridas (o con vínculos profesionales) y esto queda en evidencia con las mediciones de tráfico que generan los dispositivos. Un 25% del tráfico de los móviles inteligentes y un 40% de las tabletas corresponde a vídeo, que va desde reproducción de archivos en Youtube hasta videoconferencias.
La tecnología y conectividad también ha redefinido « la educación y el aprendizaje». Colocan como ejemplo la plataforma de educación «Coursera», que ya ofrece cerca de 200 cursos en línea que llegan a más de 1.3 millones de estudiantes, según la BBC.
Tampoco es un secreto que las comunicaciones han cambiado y se han creado nuevas vías de conversación. Thesocialskinny apuntaba que cada minuto se publican 100 mil Tuits, cerca de 48 horas de vídeo en Youtube y 680 mil post en Facebook.
Implicaciones económicas
Los resultados en el bolsillo se puede ejemplificar con un pequeño caso. Hace un par de años un CD costaba cerca de 10 dólares (o más). Hoy con 10 dólares se puede comprar un suscripción a servicios de música en streaming como Spotify y disfrutar más de 20 millones de canciones.
Según un informe publicado por Ericsson y Arthur D Little (2010-2011) por cada 100 conexiones se creaban 80 puestos de trabajo. Con el aumento de solo un 1% de la penetración de la banda ancha hace que se registren nuevas empresas en un 3,8%, según la Escuela de Económicas de Estocolmo.