domingo, 19 de mayo de 2013

Android es de Google pero Samsung se queda con el dinero

Los datos de Strategy Analytics apunta que Samsung ha capturado un 94.7% de los beneficios de Android en el primer trimestre de 2013 . Los beneficios globales de Android ascendieron a los 5.300 millones de dólares. LG se quedó con un 2.5% de las ganancias, muy por detrás de su par coreano y el resto, 2.7% se quedó para diferentes fabricantes como Sony, HTC o Huawei. Esto quiere decir que Samsung se estaría embolsillando unos 5.100 millones de de dólares al utilizar este OS solo en el primer trimestre de este año.

Para el analista de Bloomberg BusinessWeek, Sam Grobart, estas son malas noticias para todos los que no sean Samsung, incluso para Google, aunque el sistema operativo sea de su elaboración. Grobart apunta que cuando Google decidió «liberar» Android a los fabricantes, nunca pensó que uno de ellos se impondría en el mercado y por lo tanto, Google seguiría teniendo el control.

Los número de cuota de mercado están muy lejos de ese escenario. «Creemos que Samsung genera más ingresos y beneficios de Android que Google», ha dicho en un informe realizado por Neil Mawston. Ese mismo informe es mucho más específico sobre los «beneficios» que puede obtener la empresa surcorana.

«Samsung tiene un fuerte poder y lo puede utilizar para influir en la orientación futura del ecosistema de Android. Por ejemplo, Samsung podría solicitar actualizaciones de primera o tener la exclusividad de un nuevo software antes que sus rivales fabricantes», ha explicado Mawston.

Grobart señala que Google se ha dado cuenta de esto y ha tenido que hacer dos movimientos para mejorar sus números en este sentido. Primero, tuvo que traicionar lo que había prometido de no fabricar hadware al comprar Motorola Mobility. Su intensión era empezar a fabricar sus propio móviles, que hasta ahora había dejado en manos de HTC, LG y Samsung.

La segunda estrategia fue anunciada esta semana durante la Google I/O. Google sorprendía al anunciar que empezaría a vender el Samsung Galaxy S4, el último móvil de alta gama de la surcoreana pero con sistema «puro» Android.

Es decir, por dentro no tendrá las modificaciones que hacen los fabricantes al sistema Android y el usuario se enfrentaría más a un Nexus que a un Samsung. Bloomberg señala que esta estrategia de vender el teléfono de uno de sus clientes pero eliminando el ecosistema de éles una movida «agresiva», aunque denota que en realidad no ha logrado fabricar un móvil lo suficientemente bueno con Motorola.

A pesar de los números y estrategias, tal como recuerda phonearena.com, el CEO de Google, Eric Schmidt señaló hace poco que no existeningún tipo de tensión entre su empresa y Samsung. Se especuló que Samsung estaba ejerciendo presión a Google y dictando estándares de Android con sus Galaxy SIII y la Note II.

Sin embargo, desde phonearena calman un poco el ambiente y apuntan que en realidad la decisión de lanzar un Galaxy S4 con un Nexus interno es una señal de que entre estos dos grandes hay una gran hermanda y alianza.