domingo, 26 de mayo de 2013

El auge del minimalismo en el blogging

El minimalismo es una tendencia habitualmente pendular: típicamente, aparece una herramienta o categoría de herramientas, que por presión competitiva o por otros factores se van sofisticando, hasta que llega un momento en que alguien reclama la pureza, la esencia, la simplicidad, y el péndulo vuelve a la posición inicial.

Es el caso de dos herramientas de blogging – sin duda habrá otras – que llevo siguiendo desde hace cierto tiempo. La primera, Medium, comencé a seguirla por auténtica devoción hacia su creador, Evan Williams (si este hombre montase una iglesia también lo seguiría, salvo por el pequeño detalle sin importancia de que no soy persona religiosa :-) Cuando alguien tiene en sus credenciales el haber sido capaz de crear, partiendo simplemente de su inspiración, herramientas como Blogger o Twitter, es suficiente como para fijar mi atención en casi cualquier cosa que haga.

Hablé de Medium el día que se lanzó. Es, en principio, una herramienta de blogging. Solo disponible por invitación, y con algunas cuestiones interesantes, como el hecho de haber adquirido Matter, una de las estrellas del llamado “slow journalism”, una publicación que nació de un proyecto en Kickstarter en el que solicitaban financiación para que periodistas con mucha experiencia y reputación pudiesen concentrarse en escribir una sola pieza a la semana, periodismo serio, de investigación, sin publicidad, centrándose en la historia, y que podría leerse por 99 centavos (recomendable ver el vídeo, es verdaderamente inspirador). La idea de una herramienta de blogging como Medium adquiriendo una publicación como Matter resulta como mínimo curiosa, y surge del hecho de que Ev Williams fue uno de los primeros en aportar una contribución al proyecto cuando lo vio en Kickstarter. Pero obviamente, apunta a que Medium, de una manera u otra, pretende ser algo más que una simple herramienta: de hecho, muchas de las piezas interesantes e influyentes que leo últimamente en la web están hospedadas en Medium.

Mis pruebas personales como autor en Medium han sido, hasta el momento, simplemente eso, pruebas. Es una página en la que publico artículos en inglés, bien traducidos por mí o por terceros, o hago pruebas con sistemas de traducción automática y supervision posterior. No sé todavía cómo evolucionará mi uso, pero por el momento puedo decir que la sensación de escribir en Medium es agradabilísima: sencillo hasta el límite, un poco en modo “nada le sobra, nada le falta”. Hecho por personas que no solo entienden perfectamente lo que están haciendo, sino que además, lo usan ellos mismos (un detalle para mí fundamental). La bienvenida escrita por el propio Ev Williams deja claro que no es una plataforma más, como puede también verse en la entusiasta recomendación escrita por Anil Dash (“It’s true: Medium has the best web-based editor I’ve ever seen. And I’ve seen them all.”) o en este artículo de The Verge. Una herramienta sin duda minimalista, destinada a reinventar el blogging y convertirlo en algo que pone el foco donde cree que se debe poner.

La segunda herramienta que me ha interesado en este sentido se llama Ghost (supongo que la coincidencia con Medium en lo “paranormal” de su nombre es pura casualidad :-) Nace de otro proyecto en Kickstarter, lanzado por John O’Nolan, y con el subtítulo “Just a blogging platform”. John, tras una gran experiencia dentro de la comunidad de WordPress, piensa que esa herramienta se ha vuelto más un “sistema operativo para la web” (la frase es, en realidad, de Matt Mullenweg), y pretende recuperar la simplicidad y funcionalidad de la publicación mediante Ghost. Un objetivo inicial de 25.000 libras elevado a más de 150.000 por sus seguidores, para un proyecto que pretende reinventar la gestión de contenidos desde una fundación sin ánimo de lucro y con código completamente abierto, en una herramienta que puedes descargarte e instalar donde quieras, y que funciona además perfectamente adaptada para plataformas móviles. Una especie de “presupuesto en base cero” para las herramientas de publicación.

Una tendencia sin duda a tener en cuenta: minimalismo, y algo más. Pronto, en sus pantallas…