viernes, 3 de mayo de 2013

Fluido magnético para un sonido más limpio

Una de las novedades más llamativas de la reunión a la que hemos acudido con Sony para repasar sus novedades en 4K no es, paradójicamente, de imagen, sino de audio. La compañía japonesa ha presentado una nueva tecnología de altavoces denominada Magnetic Fluid Speakers.
Estos altavoces están presentes en el descomunal Televisor Sony Bravia X9000A de 84 pulgadas, pero Sony también los está incorporando a sus gamas de home cinema. Los primeros en recibir esta nueva tecnología han sido los altavoces satélite del equipo Blu Ray 5.1 Sony BDV-N7100W.
Desde la NASA con magnetismo
¿En qué consiste exactamente esto del fluido magnético? Para explicarlo nos tenemos que remontar a investigaciones de la NASA. Los de la agencia espacial tenían un problemilla: cómo mover el combustible líquido a través de los conductos de la nave en gravedad cero. La solución la encontraron en un aditivo basado en un compuesto de ferrita que podía ser impulsado mediante campos magnéticos y que movía el combustible con él.
Este aditivo ha sido utilizado en muchos campos de la industria y ahora Sony ha descubierto un nuevo uso: sustituir el dámper. Explicándolo de una manera gráfica, los altavoces están formados por un imán que empuja las ondas de sonido hacia un diafragma. El dámper, también llamado spider a veces, es una anillo que rodea a este imán y ciñe su trayectoria para que no vibre en exceso.
Reducir la fricción
Desgraciadamente, los damper tradicionales sufren de un mayor o menor grado de fricción que aumenta a determinadas frecuencias y causa los conocidos y desagradables zumbidos cuando escuchamos, por ejemplo, música con graves profundos y prolongados.
Lo que ha hecho Sony en sus Magnetic Fluid Speakers es sustituir el dámper por un anillo sellado relleno de fluido magnético. Esta nueva pieza actúa como si fuera un cojinete de rodamiento en un motor mecánico, eliminando la fricción y permitiendo también reducir el tamaño del altavoz.
¿Cuál es el efecto de esto en el sonido? En el evento de Sony pudimos comprobar como suenan los BDV-N7100W con y sin los altavoces de fluido magnético. Los segundos eliminan considerablemente las vibraciones del sonido y las reverberaciones, dando un sonido un poco más limpio y nítido al mismo volumen. Sin ser un resultado espectacular, los nuevos altavoces de Sony mejoran el audio de manera palpable y es de esperar que la compañía vaya extendiendo esta tecnología al resto de gamas a medida que pase el tiempo.