lunes, 6 de mayo de 2013

Freemium: Google Glass es el futuro pero... ¿es el presente?

En Freemium, José Mendiola opina sobre la situación actual del mundo de la tecnología Y Google comenzó a entregar sus famosas gafas a una selecta élite de referencias en el mundo de la tecnología y han comenzado a circular por la red los primeros análisis de un equipo que es bien merecedor de la manida etiqueta de 'revolucionario'. Todo es nuevo. No estamos realmente ante tecnologías rompedoras, pero sí de la aplicación de las existentes en una nueva funcionalidad, algo que es realmente diferente en los días que vivimos. Cuando el grueso de los fabricantes se exprimen las neuronas en ofrecer un gigahercio más o subir un peldaño en la resolución de las cámaras, el verdadero mérito consiste en ofrecer algo nuevo para el usuario. Y no a nivel técnico.

Quién lo iba a decir, pero Google parece haberlo logrado. Los de Sergey Brin y Larry Page son un hervidero de ideas (ya sabes, un 20% del tiempo de sus ingenieros se dedica a proyectos propios personales financiados por la firma), pero también cuentan con un recorrido cubierto de sonados fracasos. No vamos a abrir la caja de los truenos, pero basta con recordar marcas como Wave, Buzz, Orkut... o algunos que funcionaban pero que no gustaron en la casa como Google Reader. ¿Y Glass? ¿Será un sonado fracaso o un proyecto rompedor? Lo analizamos.