martes, 7 de mayo de 2013

No habrá Photoshop CS7: Adobe apuesta por la nube y Creative Cloud con suscripción mensual

Adobe acaba de anunciar esta misma tarde que no lanzará Photoshop CS7 y que la nueva versión del software fotográfico por excelencia, Photoshop, pasará a llamarse Photoshop CC (Creative Cloud), dando el salto definitivo hacia la nube y a un sistema de suscripción mensual, junto con toda la suite de Adobe.
Se lanzará al mercado durante el mes de junio y aunque las cifras definitivas están por confirmar, parece que la suscripción individual podría rondar los 60 euros mensuales por toda la Suite y entorno a los 25 euros por los programas individuales, aunque existirán ofertas para actuales clientes, empresas o el sector educativo.
Adobe quiere aprovechar todas las ventajas que tiene este tipo de modelo siendo posible, por ejemplo, hacer un cambio en la configuración de uno de los programas y que éste se sincronice con todos los ordenadores donde lo utilicemos o en caso que lo necesitemos, trabajar de manera colaborativa e intercambiar comentarios mientras se edita un documento. Por supuesto, también se podrán almacenar archivos en la nube
para los casos especiales en que no se disponga de conexión permanente, parece que Adobe ha diseñado una versión especial de su Suite CC, aunque no se han dado muchos datos al respecto.
Los que sigan prefiriendo la versión convencional, tendrán que recurrir a la suite CS6, que se seguirá comercializando, aunque sin planes de dedicarle más tiempo del que les ocupe la solución de fallos. Toda la innovación de Adobe se volcará por tanto en las versiones CC y el sistema de suscripción, no mediante compra de licencia como ocurría hasta ahora.
Interesante movimiento sin duda de Adobe. Algunos se alegrarán, al no tener que pagar grandes cantidades iniciales por un software que igual necesitan sólamente un mes. Otros, preferirán el sistema tradicional que no depende de una conexión a internet, pero lo que está claro es que la nube es el futuro, y en Adobe lo saben, así que habrá que ir acostumbrándose.