jueves, 9 de mayo de 2013

Omicrono Opina: Facebook tiene el monopolio de tus amigos

Quizás lo hayamos visto venir o quizás no, pero Facebook es el amo de las redes sociales, por lo menos en cuanto a usuarios se refiere, y es que ahí está la gracia. La estrategia es perfecta, enganchar a la gente con algo bueno, fresco y divertido, y cuando no hay vuelta atrás, destapar el auténtico plan que durante tanto tiempo habías tenido escondido bajo la manga.
Facebook comenzó como comienzan casi todas las cosas, en Internet y fuera, que acaban triunfando. La intención era crear algo original con lo que la gente disfrutase, una alternativa diferente a algo que muchos empezaban a hacer demasiado parecido o que directamente no existía. Se hace difícil que hubiese ningún interés oculto ni una intención de cambiar en el futuro en sus principios, eso llegaría después.
La red social que ingenió y diseñó Mark Zuckerberg gustó mucho a la gente. Los usuarios crecieron y desde entonces las cifras no dejan de mejorar, hasta ahora que parecen haber llegado a un punto de inflexión, pero totalmente lógico debido a la gran cantidad que hay.
¿Qué pasó entonces? Cuando se llega a un punto crítico de usuarios en el que ya no hay vuelta atrás, uno puede hacer casi cualquier cosa. Empezar a llenar todo de anuncios, colarlos en el propio timeline de novedades de nuestros amigos o incluso el rumoreado nuevo formato en vídeo que parece va a llegar ahora.
Y todo esto por una sencilla razón, porque Facebook tiene el monopolio de nuestros amigos. Puede que Google+ te guste mucho más o que disfrutes en una red social nacida en Kickstarter financiada por un nepalí budista, pero a la hora de la verdad, la gran parte de usuarios que quieren usar una red social como herramienta práctica de comunicación tendrán que recurrir a Facebook, porque allí es donde están tus amigos, los que como tu se enamoraron en sus comienzos de cómo era y lo bien que funcionaba.
Con WhatsApp pasa algo parecido. ¿Por qué sigue siendo la aplicación de mensajería instantánea cuando tantos afirman que hay mejores alternativas? Porque todo el mundo lo usa. La respuesta es tan sencilla y tajante como esa, y es que a la hora de la verdad es algo así lo que cierra la discusión.