martes, 25 de junio de 2013

EEUU presiona a Rusia a medida que crece el misterio sobre Snowden

WASHINGTON/MOSCU (Reuters) - Estados Unidos aumentó el lunes la presión sobre Rusia para que entregue a Edward Snowden, el estadounidense acusado de revelar programas secretos de vigilancia de Washington, y dijo que cree que aún está en Moscú.

Se esperaba que Snowden, quien hasta hace poco fue un contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, viajara el lunes desde Moscú a La Habana, quizás camino hacia Ecuador, según fuentes de la aerolínea rusa Aeroflot que hablaron el domingo.

Pero no hubo indicios del estadounidense a bordo del vuelo que aterrizó el lunes en la tarde en La Habana, y el capitán de la aeronave afirmó que Snowden no estuvo en el avión.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney, quien habló varias horas después de que el vuelo Moscú-La Habana despegó, dijo que Washington asume que Snowden aún está en Rusia y presionó a Moscú para que utilice todas las opciones para expulsarlo a Estados Unidos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que diplomáticos y responsables del Departamento de Justicia participaban en las discusiones con Rusia, sugiriendo que estaban buscando un acuerdo para asegurar su regreso.

"Dado nuestro mayor trabajo de cooperación con Rusia en temas de aplicación de la ley (...) esperamos que el Gobierno ruso buscará todas las opciones disponibles para que el señor Snowden regrese a Estados Unidos y enfrente la justicia por los cargos en su contra", dijo el portavoz Patrick Ventrell.

Snowden viajó a Moscú después de que se le permitió salir de Hong Kong el domingo, a pesar de que Washington pidió al territorio chino que lo detuviera a la espera de una posible extradición por cargos de espionaje.

Julian Assange, fundador del grupo WikiLeaks que está ayudando a Snowden, dijo que el estadounidense de 30 años había huido hacia Moscú camino a Ecuador y que se encuentra en buen estado de salud en un "lugar seguro", pero no dijo en qué lugar se halla ahora.

Ecuador, al igual que Cuba y Venezuela, es miembro del bloque ALBA, una alianza de gobiernos izquierdistas en América Latina que se enorgullecen de sus antecedentes "antiimperialistas". El Gobierno de Quito ha estado refugiando a Assange en su embajada en Londres durante el último año.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, podría hacer frente a una prolongada vergüenza provocada por un joven estadounidense que ha sacado ventaja a la única superpotencia del mundo en un juego mundial del escondite en el que ha logrado mantener su paradero como un misterio hasta la noche del lunes.

Fuentes en la aerolínea rusa Aeroflot habían dicho que Snowden abordaría un vuelo desde Moscú a La Habana en la mañana del lunes, pero reporteros que subieron al avión dijeron que otra persona ocupó el asiento que había sido reservado para él, el 17A, y que no se vio al estadounidense en la aeronave.

No estaba claro si el avión tenía una sección en la que se pudo haber ocultado al estadounidense.

Cuando el capitán del avión Aeroflot salió desde la aduana, fue rodeado por fotógrafos y dijo "No hay Snowden, no".

Washington está molesto por la postura de Rusia, país con el que el presidente Obama ha buscado mejorar las relaciones, y con la aparente conformidad de China al permitir que Snowden abandonara Hong Kong. Obama se había reunido con líderes de ambas grandes potencias en los últimos meses.

Obama dijo a periodistas que su Gobierno está "siguiendo todos los canales legales apropiados trabajando con varios otros países para asegurar que se respeta el Estado de Derecho".

DISCUSIONES ENTRE EEUU Y RUSIA

Carney defendió los intentos del Gobierno por poner a Snowden bajo custodia estadounidense y criticó a los países que éste había escogido para buscar protección, diciendo que su decisión contradice su afirmación de que su interés era apoyar la transparencia, la libertad de prensa y los derechos individuales.

Carney culpó a China por ayudar a Snowden a salir desde Hong Kong y dijo que esto dañaría la relaciones entre Pekín y Washington.

"Esta fue una decisión deliberada del Gobierno de liberar a un fugitivo a pesar de una orden de arresto válida, y una decisión que incuestionablemente tiene un impacto negativo en la relación entre Estados Unidos y China", sostuvo.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo a CNN que las actividades de Snowden podrían amenazar a la seguridad de China y al igual que a la de su país.

"Gente podría morir como una consecuencia de lo que este hombre hizo", afirmó. "Es posible que Estados Unidos sea atacado debido a que los terroristas podrían saber cómo protegerse de una forma u otra que no conocían antes. Este es un acto muy peligroso", agregó.

Si bien los funcionarios de Estados Unidos están claramente molestos con los gobiernos que han ayudado a Snowden, analistas esperan una respuesta moderada de Washington.

Anthony Cordesman, un experto en seguridad nacional del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, dijo que Washington debería evitar poner en riesgo alianzas importantes.

"Comparado con todos los temas claves entre Estados Unidos, Rusia y China, Snowden no importa", sostuvo.

VEN HIPOCRESÍA DE EEUU

China, país que ha sido acusado de lanzar ataques cibernéticos contra computadores en el extranjero, expresó su "grave preocupación" por las afirmaciones de Snowden de que Estados Unidos había vulnerado la seguridad de ordenadores en China. Dijo que había planteado el tema a Washington.

La oficina de prensa del presidente Vladimir Putin negó cualquier conocimiento de los movimientos de Snowden. Cuando se le preguntó si Snowden había hablado con las autoridades rusas, Dmitry Peskov dijo: "En general, no tenemos información sobre él".

Otros funcionarios rusos dijeron que Moscú no tiene la obligación de cooperar con Washington, citando una ley aprobada en Estados Unidos que impone prohibiciones a la emisión de visas y congela los activos de ciudadanos rusos acusados de violar los derechos humanos.

La agencia de noticias rusa Interfax citó a una fuente no identificada diciendo que Moscú no podía arrestar ni deportar a Snowden debido a que él no había entrado a territorio ruso, sugiriendo que permanecía en tránsito en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú.

Putin ha dejado pasar pocas oportunidades de defender a figuras públicas que se enfrentan a los gobiernos occidentales y para retratar a Washington como ferviente policía global.

WikiLeaks dijo que Snowden recibió un documento de paso refugiado de Ecuador y que un investigador legal británica que trabaja para el grupo lo había acompañado.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, informó desde Vietnam que su Gobierno mantiene un contacto "respetuoso" con Rusia y que también considerará una solicitud de Washington sobre el joven de 30 años.

No entregó detalles sobre la solicitud de Estados Unidos.

"El Gobierno de Ecuador (...) considerará los planteamientos que Estados Unidos seguramente hará al respecto y tomará en su momento la decisión que considere en función a su Constitución, a sus leyes, a su política internacional y a su soberanía", dijo Patiño a periodistas en Hanoi.