domingo, 16 de junio de 2013

Freemium: Mac Pro, esa perturbación en la fuerza...

En Freemium, José Mendiola opina sobre la situación actual del mundo de la tecnología No era el plato fuerte de la jornada, pero llega un momento en el que uno se pregunta realmente cuál fue lo más destacado de una Keynote de Apple en la que nada era lo que parecía. La era Tim Cook está ya consolidada aunque este WWDC presentaba un morbo especial. Las presentaciones de los creadores del Mac siempre llaman la atención pero en esta edición la presión del mercado hacia iOS era apabullante: o Apple presentaba algo al menos a la altura del mercado, o corría el riesgo de quedar rezagado, al menos en lo tocante a la imagen. iOS 7 llegó y con esta nueva versión el fabricante demostró que era posible unir la experiencia de uso de una millonaria plataforma de usuarios con los últimos guiños y funcionalidades disponibles.

Y luego llegó el turno al nuevo MacBook Air, con su batería de todo el día y a Mavericks, la última iteración de OS X que sigue avanzando en la senda trazada por las versiones precedentes. Todo parecía seguir los patrones a los que nos tienen acostumbrados los de la manzana, y quedaba la duda de si el Mac Pro, el sobremesa orientado al sector profesional, viviría una renovación o finalmente Apple agotaría esa vía. Algo sospechábamos. Pero lejos de dar un brochazo a este reducido nicho de mercado para la marca, los de Cook sorprendieron desvelando un súperordenador con el que han hecho borrón y cuenta nueva.