jueves, 27 de junio de 2013

Menos ventas de iPhone en Europa durante el primer trimestre de 2013

Las cifras de ventas de smartphones en Europa Occidental difundidas por IDC son preocupantes para Apple. Su iPhone perdió cuota de mercado frente a los dispositivos Android, pasando del 25% del primer trimestre de 2012 a un 20% en los tres primeros meses de 2013.

Esta caída no sólo se refiere la cuota de mercado. También el número total de iPhone vendidos sufre un descenso. De los 7 millones de unidades del Q1 de 2012 se ha pasado a 6,2 millones en el primer trimestre de este año, una bajada del 11%.

Por el contrario, su principal rival, Samsung, continúa creciendo. Con 14,3 millones de unidades vendidas entre enero y marzo frente a los 10,9 millones del mismo periodo de 2012, la firma coreana disfruta de un crecimiento del 31% y ya acapara un 45% de cuota de mercado.

El tercer y cuarto fabricantes del ranking, Sony y LG, también registran cifras positivas. La japonesa dobló sus ventas, de 1,6 millones a 3,2 millones de smartphones vendidos, y ya supone un 10% del mercado de teléfonos inteligentes en Europa Occidental, según el informe de la firma de estudios de mercado IDC. LG, por su parte, multiplica sus ventas un espectacular 380%, pasando de 500.000 a 2,4 millones de unidades.

Pero el desplome de ventas más importante lo sufre Nokia. El fabricante finlandés no termina de vender bien sus terminales con Windows Phone y baja un 30% sus ventas, que pasan de 2,3 a 1,6 millones de teléfonos, un 5% del mercado. El resto de fabricantes, entre los que se encuentran BlackBerry y HTC, registran una caída conjunta del 34%, hasta los 3,9 millones.

En general, los mercados de smartphones en Europa Occidental se contrajeron, según IDC. "La mayoría de los países de Europa Occidental experimentaron una desaceleración en las ventas de teléfonos inteligentes, ya que las economías se deterioraron, con la consiguiente disminución de la renta disponible de los consumidores", afirma el informe, que señala que este frenazo es más acusado en los países del Sur de Europa.