lunes, 10 de junio de 2013

PRISM extraería datos directamente desde los servidores de Facebook o Google

Durante el fin de semana se han publicado nuevos documentos relativos a PRISM, el programa de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Según estos documentos, la NSA habría tenido acceso directo a los servidores de Skype, Yahoo!, Google o Facebook para extraer la información.

Si hay un tema de actualidad que ha marcado el final de la semana es, sin duda alguna, PRISM, el programa de vigilancia que la NSA mantendría en marcha para tener acceso a los datos que se alojan en servicios tan conocidos de la red como Google o Facebook. El hecho ha sido negado rotundamente desde el Gobierno de Estados Unidos (alegando que PRISM es otra cosa), sin embargo, The Washington Post y The Guardian (que han sido los que han sacado el caso a la luz) siguen publicando información y documentos filtrados que dibujan un proyecto en el que la Agencia de Seguridad Nacional habría estado espiando, incluso, a los ciudadanos de Estados Unidos.

Según podemos leer hoy en el Daily Mail (y también en el New York Times), parece que los grandes players de la red no habrían sido tan víctimas como, en un principio, habría parecido ya que desde este diario británico se apunta a que tanto Google como Facebook habrían colaborado conscientemente con estos accesos.

The Verge

Conforme han ido pasando las horas, el diario The Guardian ha ido publicando algunos documentos que dibujan el programa PRISM de vigilancia a los usuarios de servicios de Internet como Google, Yahoo! o Facebook. Según el material publicado por este diario británico, la NSA habría estado realizando minería de datos de los servicios de empresas estadounidenses que operan en Internet como Yahoo!, Microsoft, Google, Facebook, Apple, YouTube, Skype, AOL y PalTalk; una especie de complemento a los programas de interceptación de las comunicaciones que la NSA desarrolla desde hace años.

De hecho, parece que las cosas no se quedan solamente en PRISM puesto que también habría otros programas complementarios comoBoundless Informant para aplicar la tecnología del Big Data a estos estos datos que generamos en la red y, de esta forma, procesar toda la información disponible como material de apoyo a la toma de decisiones. Según parece, más que enfocarse en los contenidos de los datos extraídos de llamadas telefónicas o de transmisiones de datos, la NSA contextualizaría la información y la catalogaría para realizar colecciones de datos con los que poder, por ejemplo, visualizar la información que manejan de un país concreto (y esto es, precisamente, lo que The Guardian ha publicado, una supuesta demo de este sistema). Aunque, según los documentos filtados, Boundless Informant es una especie de prototipo el argumentario que describe su funcionamiento o propósito, sin duda, es bastante inquietante.

The Guardian

Seguramente, en estos días, se vayan conociendo más detalles sobre PRISM y el resto de programas asociados a la Foreign Intelligence Surveillance Act de Estados Unidos que permite espiar las comunicaciones pero, por ahora, las fuentes oficiales solamente se centran en negarlo todo y y algúnos que otros medios "suavizan el asunto".