domingo, 2 de junio de 2013

Sinofsky: "Es raro ver 100 millones de Windows 8 vendidos y no sentirme bien"

Steven Sinofsky, exdirector de producto de Windows en Microsoft señaló que la fabricación de Surface y el lanzamiento de Windows 8 era el rumbo natural que debía tomar la compañía en ese momento.

Sinofsky, quien renunció a Microsoft una semana después de presentar el último sistema operativo de la compañía, ha apuntado en la Conferencia All Things D que la decisión de lanzar un equipo como Surface, que combina las bondades de una tableta y un ordenador portátil, no fue fácil pero se tomó en equipo.

«Lo que tratamos de hacer durante todo el proceso de desarrollo fue ser transparentes y claros. No es una discusión que haya terminado, el equipo sigue hablando sobre ello y tomando decisiones sobre el tema», ha señalado.

Sinofsky, quien trató de responder de la forma más diplomática posible sobre el rumbo de Microsoft, no ha visto como negativo la cantidad de unidades vendidas de el último software. «Es raro para mí ver 100 millones de Windows 8 vendidos y no sentirme bien sobre ello. Es una gran cantidad», ha apuntado el exdirectivo. Esta es la cantidad oficial que ha señalado Microsoft que ha vendido.

Sin embargo, ha señalado que siempre es un reto y algo duro enfrentar al público a un producto «disruptivo» como Windows 8, aunque se haya probado en varias personas antes de lanzarla al mercado.

«Cuando pruebas un producto antes de lanzarlo al mercado, las personas que van a usarla tratarán de empujar hacia la dirección de lo que han usado. A ellos les gustan las viejas direcciones. Tu tienes que romper con ellos, y esas 100 personas se molestarán, pero tu quieres llegar a un millón de personas, no a solo 100», ha dicho.

«Los procesos de pruebas antes del lanzamiento no generalmente ayudan a que el producto tome una nueva dirección», ha confesado Sinosfky.