jueves, 27 de junio de 2013

Windows 8.1 y la sincronización entre dispositivos

Microsoft presentó Windows 8.1 hoy, en el marco de su evento para desarrolladores, Build 2013. Esta es una actualización a su actual sistema operativo en la que se tomó la opinión de las personas para lograr optimizar las funciones del mismo. Y una de las noticias más relevantes e interesantes sobre Windows 8.1 es que está disponible para cualquier dispositivo que lo soporte. Así es, tablets, smartphones, Xbox y PCs disfrutarán de esta versión del sistema operativo de Microsoft. Pero, ¿cuáles son las implicaciones?

La compañía hizo un movimiento que, sin duda, ya muchas empresas habían esperado hacer. Y no, no es lo mismo que Apple con iOS y Mac OS; aunque ambos sistemas operativos se parecen y comparten algunas funciones. Lo que pasa con Windos 8.1 va más allá de lo que cualquiera había intentado antes.

El primer acierto cae en las aplicaciones para PCs. El simple hecho de dejar de llamarlas "programas" y comenzar a llamarlas por lo que son dio inicio a la revolución de los sistemas operativos. Claro, sabemos que Microsoft no fue el primero en hacerlo, pero ahora tiene la ventaja. Esto no significa que los desarrolladores podrán hacer una aplicación para Windows Phone y automáticamente va a funcionar en una tableta o en una PC. Pero sí quiere decir que la modificación/adaptación del código para estos dispositivos será mucho más fácil. Además, existe la posibilidad de que los datos se compartan. Por ejemplo, tu score y avance de Angry Birds será el mismo tanto en tu PC como en tu tableta. Interesante, ¿no?

Ahora, Microsoft tiene muchos servicios que se convertirían en un solo al estar corriendo sobre Windows 8.1. Tu cuenta de Skype, por ejemplo. Imagina iniciar sesión en un solo dispositivo y que las llamadas te lleguen a cualquiera que estés usando en el momento. Lo mismo con tu cuenta de Xbox Live y las aplicaciones que bajaste. Incluso, Office ya vendrá precargado en todo dispositivo.

Hablemos de la experiencia del usuario. Windows 8 es difícil. De hecho Windows, en general, es difícil. Pero, ahora, con Windows 8.1 los usuarios ya no tendrán que romperse la cabeza tratando de averiguar cómo es que funciona cada plataforma. Si no que, al navegar en una sola, automáticamente sabrá hacerlo en cualquier dispositivo y las mejoras a las aplicaciones serán visibles de manera simultánea.

El lado obscuro de este asunto puede ser que Microsoft quiere que compres varios dispositivos con Windows 8.1 a la vez. Claro, ¿qué tiene de interesante tener sólo una PC o un tablet si puedes disfrutar de el mismo SO en todos? Otra cosa que me preocupa es la funcionalidad. No es lo mismo correr el mismo sistema operativo en una tableta con un procesador de dos núcleos a en una PC; o un juego en un Xbox. ¿Hasta qué punto Microsoft está considerando la parte de la adaptación en la sincronización?

No nos queda otra cosa más que esperar que Microsoft se salga con la suya y nos presente un sistema operativo que todos amemos y queramos usar en todos nuestros gadgets. Por lo pronto, puedes descargar el preview de Windows 8.1 y ver si te convence.