jueves, 18 de julio de 2013

Intel saca cuentas: 12.800 millones de dólares en ingresos y 2.000 millones en beneficios durante el segundo trimestre

Las cosas no le van nada mal al mayor fabricante de procesadores para ordenadores personales del mundo, pero Intel no puede decir presumir de haber tenido un segundo trimestre completamente positivo. Comenzando por las buenas noticias, que son las más fáciles de asimilar, la compañía registró 12.800 millones de dólares en ingresos, de los cuales obtuvo unos nada despreciables 2.000 millones de dólares en beneficios. Estas cifras son básicamente un calco de las del pasado trimestre, así que como mínimo podemos decir que los ingresos brutos y netos de Intel permanecen estables.

Por otro lado, Intel ha registrado pérdidas de ingresos bastante pronunciadas en algunas de sus divisiones más importantes. Sin ir más lejos, el PC Client Group, responsable del grueso de los procesadores de Intel, ha visto caer sus ingresos un 7,5 por ciento, mientras que Other Intel Architecture, más enfocada al negocio de los dispositivos móviles, tuvo que aguantar una merma del 15 por ciento.

Intel ha indicado las causas de estos descensos, pero es probable que la ralentización del mercado PC, unido a la bisoñez de Haswell (que salió a la venta a finales del trimestre) tengan algo que ver. Sea como sea, Intel cree que el próximo trimestre será positivo, dado que las estimaciones oficiales indican unos ingresos de 13.500 millones de dólares, igual que durante el mismo periodo del año pasado.