lunes, 26 de agosto de 2013

La NSA espió a Naciones Unidas interceptando su sistema de videoconferencia

Según publica la revista alemana Der Spiegel, la NSA interceptó las comunicaciones de la ONU y accedió a su sistema de videoconferencia además de interceptar también comunicaciones de la Unión Europea.

A pesar de las presiones sobre medios como The Guardian para que no se publiquen más documentos filtrados por Edward Snowden, las revelaciones del ex-agente de inteligencia siguen poniendo sobre la mesa más casos de espionaje. Si hace un par de semanas el semanario alemán Der Spiegel publicaba que la NSA había espiado a sus "amigos de la Unión Europea", esta misma publicación ha desvelado hoy otra operación que vuelve a sobrepasar el límite de lo razonable: la NSA interceptó ydescrifró comunicaciones de Naciones Unidas.

Por muchos esfuerzos que ponga Estados Unidos o Reino Unido en frenar la "avalancha de información", el caso Snowden les ha explotado en la cara y están saliendo a la luz todas las operaciones de espionaje que ha estado llevando la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) gracias al marco legal sobre lucha antiterrorista que está en vigor en Estados Unidos. La agencia ha interceptado correos electrónicos de estadounidenses, ha tenido acceso directo a los servidores de Yahoo!, Google, Microsoft, Apple o Facebook y, según Der Spiegel, también se habría infiltrado en las comunicaciones cifradas de Naciones Unidas.

Naciones Unidas y la Unión Europea espiadas también por la NSA

Concretamente, la NSA habría descifrado las comunicaciones del sistema de videoconferencia de la ONU y, por tanto, habría interceptado las comunicaciones cursadas desde la sede de la ONU en Nueva York. Según los documentos a los que ha tenido acceso Der Spiegel, la NSA habría descifrado las comunicaciones por videoconferencia de Naciones Unidas en el verano de 2012 y, durante tres semanas, intervino alrededor de 450 comunicaciones. Si a esto le sumamos que también se habrían estado interceptando comunicaciones oficiales de países miembros de la Unión Europea, la NSA no habría respetado ni siquiera a los tradicionales aliados de Estados Unidos.

De hecho, según la documentación entregada por Edward Snowden a The Guardian, la NSA habría extendido su vigilancia a las oficinas de la Unión Europea, incluyendo la representación diplomática de la UE en Estados Unidos y la representación ante Naciones Unidas. En estos casos, la Agencia de Seguridad Nacional habría conseguido descifrar el tráfico cursado a través de la VPN que unía estas oficinas con las redes de la Unión Europea en el continente europeo.

Para mejorar aún más las cosas, la NSA mantendría estaciones de escucha ilegales en algunas de sus embajadas y consulados. Una actividad enmarcada bajo el programa Special Collection Service que se extendería en 80 delegaciones diplomáticas estadounidenses por todo el mundo y sin consentimiento, evidentemente, del país en el que están ubicadas estas embajadas y consulados (según Der Spiegel en el consulado estadounidense en Frankfurt se habría ubicado uno de estos nodos al igual que en la Embajada de Estados Unidos situada en Viena).

NSA Data Center Utah. Imagen: Business Insider

Agentes de la NSA interceptando comunicaciones de sus ex-parejas

Si todos estos datos, de por sí, ya son un escándalo y ponen en entredicho la política exterior de Estados Unidos o su lucha contra el terrorismo, durante el fin de semana se ha conocido otro bochornoso uso de los recursos de la NSA.

Si en Spiderman se hizo célebre la frase de "todo poder conlleva una gran responsabilidad", parece que los agentes de la NSA no han aprendido esta lección porque, según The Guardian en base a documentos de Edward Snowden, algún agente de la NSA usó los sistemas de la agencia para interceptar las comunicaciones de su ex-esposa y, por tanto, someterla a vigilancia con recursos destinados a proteger la seguridad del país.