lunes, 26 de agosto de 2013

Los rumores del Samsung Galaxy S5 empiezan a surgir por la red

Samsung es una compañía con un enorme poder en la tecnología de consumo. Lo han hecho bien desde hace unos cuantos años y se han ganado una posición privilegiada en el sector de la telefonía móvil. El próximo smartphone estrella de la compañía surcoreana sería el Samsung Galaxy S5, sucesor del actual Samsung Galaxy S4 y el esperado para mejorar la no tan buena situación que deja el modelo actual.

Las ventas del Samsung Galaxy S4 no han sido tan buenas como Samsung esperaba y, por ello, el próximo Samsung Galaxy S5 debería llegar con más fuerza e innovación. De hecho, es exactamente esto lo que parece estar entre los objetivos principales de Samsung para su dispositivo next-gen. En la próxima generación de “Samsung Galaxy S”, el quinto del catálogo, supondrá un importante cambio en la línea actual en la que Samsung ha estado trabajando.

Cómo será el Samsung Galaxy S5

El Samsung Galaxy S5, que llegaría en el segundo trimestre del próximo año 2014, incorporaría una cámara principal con sensor de 16 megapíxeles con flash LED, a la que le acompañaría una cámara secundaria de 3,2 megapíxeles. Esta segunda cámara, la frontal, supondría una importante mejoría en la calidad y, por lo tanto, un importante avance para el tema videollamadas, que con la entrada del 4G LTE en España cobra mucho más sentido que antes.

Por otra parte, el procesador sería, como hasta ahora, de cuatro núcleos, pero trabajaría a una velocidad de 2,4 GHz. No sería algo muy diferente al actual Snapdragon 800 que fabrica Qualcomm y que montan dispositivos como el LG G2 o el Sony Xperia Z Ultra. Lo más “normal” sería que este procesador venga acompañado de 3GB de memoria RAM, más que suficientes e incluso, en realidad, excesivopara las capacidades de un teléfono inteligente.

El concepto indica que el Samsung Galaxy S5 sería un terminal muy delgado, que no superaría los 5 milímetros de grosor y que, además, tendría un peso bastante menor al Samsung Galaxy S4, lo cual haría de este nuevo smartphone, un dispositivo muy ligero y cómodo con una única mano, aunque la pantalla será grande y con una mano sólo es cómodo llevar a cabo acciones básicas. Se suma a estos datos, que la pantalla alcanzaría las 6 pulgadas en diagonal y, lo que es más importante señalar, que el terminal estaría fabricado en aluminio en vez de plástico.

La resolución de la pantalla de tipo AMOLED sería 1920 x 1080 píxeles, es decir, FullHD. Además, el Samsung Galaxy S5 sería compatible con la carga inalámbrica, algo que ya hemos visto en terminales de la alta gama de hace más de dos años. Al comienzo de la comercialización del Samsung Galaxy S5 estaría disponible en dos colores: blanco y negro.