martes, 20 de agosto de 2013

Windows 8 falsearía los benchmark mejorando artificialmente los resultados

Para todo equipo el benchmark es el mantra que pone a prueba el rendimiento de los procesadores, pero según parece, Windows 8 estaría ofreciendo unos datos que no son reales, echando por tierra la fiabilidad del test. El hallazgo ha llegado de la mano de la comunidad HWBOT, que ha descubierto que la última versión de la plataforma de los de Redmond alteraría los datos ofreciendo un rendimiento muy superior al real. Según parece, al reducir la velocidad del procesador en un 6%, el sistema mostraría un retraso de 18 segundos sobre el tiempo real, engañando al software del benchmark y arrojando una puntuación superior, ya que aparentemente terminaría el proceso en menos tiempo.

Con estos datos en la mano, HWBOT ha decidido que no aceptará más benchmarks de ordenadores corriendo Windows 8 y de hecho, invalidará los ya existentes en su base de datos. "No hay un solo benchmark que no se vea afectado por el diseño del RTC (real time clock) de Microsoft", anuncian en su web. Y por si todavía queda algún incrédulo con el dato, el equipo ha grabado un vídeo que demuestra el dato. Lo tienes un poco más abajo.