miércoles, 25 de septiembre de 2013

iFixit abre los nuevos iMac y encuentra que dentro aún sobra espacio

Cuando se presentaron los actuales iMac con un cuerpo aún más delgado que los modelos anteriores casi parecía que no podía quedar mucho espacio dentro. Ahora que acaba de presentarse una remodelación de las que Apple habitúa a realizar para añadir potencia o capacidad la sorpresa que se han llevado los especialista de iFixit, habituales desmontadores de cualquier cachivache, ha sido que aún queda espacio dentro para poder ampliar estos ordenadores.
Con la inclusión de la tecnología Haswell ya había una excusa para que los chicos de iFixit, armados de su habitual arsenal de destornilladores específicos y demás herramientas se pusieran manos a la obra para exponer las tripas de los nuevos iMac. Lo interesante ha sido descubrir que dentro de tan exiguo espacio como parecería quedar en el interior de tan estilizado contenedor aún cabrían más componentes y, de hecho, casi parece haberse dejado así a propósito para poder ampliar los nuevos iMac.
Nuevo procesador, nuevas tarjetas gráfica y de conexión inalámbrica vía WiFi... y queda libre una ranura PCI Express, con lo que aquellos usuarios de iMac con mayores necesidades de almacenamiento pueden, por ejemplo, conectar un disco duro de estado sólido SSD de tipo PCI-e.
Curiosamente lo que ahora se puede encontrar es que en los iMac de 21,5 pulgadas el procesador está soldado a la placa base, a diferencia de sus antecesores, lo que parece indicar que en Apple no tienen ganas de que los usuarios empleen otro procesador distinto del que ellos suministran instalado en el ordenador