martes, 3 de septiembre de 2013

Las partes de Nokia que Microsoft no compró

Tras la noticia bomba de la compra de la división de móviles de Nokia por parte de Microsoft, es bueno pararse a comprobar qué es lo que le ha quedado a la compañía finlandesa, que es algo más que un fabricante de teléfonos. Básicamente se queda con mucha tecnología en tres negocios bien establecidos.

El primero de ellos es NSN o Nokia Siemens Networks, que desarrolla y produce la infraestructura de redes y servicios asociados, especialmente dedicados a la banda ancha como LTE y futuras tecnologías. Nokia seguirá construyendo redes de última generación alrededor del planeta, pero también hay intención de explorar nuevos campos relaciones con todo tipo de conectividades y sensores.

El otro campo de trabajo es mejor conocido por nosotros, los mapas y servicios de localización englobados dentro de HERE, que como hemos comprobado en las últimas actualizaciones, va camino de llegar al máximo de plataformas posibles, incluido vehículos, sin olvidar el enlace con la nube.

Más tecnología, menos productos

En esencia, tras la venta, Nokia se va a transformar en una compañía más enfocada a la tecnología que al producto, con capacidad de ingresar gracias a su potente propiedad intelectual. Nokia es el dueño de sus patentes, como hasta ahora.

De hecho, ese podemos considerarlo su tercera línea de negocio importante, ya que comienza realizando un acuerdo de diez años con Microsoft, que es recíproco, ya que los finlandeses podrán hacer uso de licencias de Microsoft en sus servicios, como HERE. Hablando de los mapas, Microsoft pagará durante los próximos cuatro años por el uso de tecnologías HERE.

Como os contamos en otra noticia, Nokia se queda con la gestión de su propia marca, y vende las de Lumia y Asha. Lo que no nos gusta de este acuerdo sobre el uso de las marcas es que Nokia no podrá desarrollar smartphones con su marca hasta dentro de diez años.