viernes, 6 de septiembre de 2013

Sony inicia la era de las lentes intercambiables para smartphone

Si estás buscando la manera de sacar mejores fotos con tu smartphone, las nuevas lentes de cámara QX10 y QX100 de Sony pueden ser tu solución. Anunciadas en la feria IFA, prometen ser un interesante gadget, ya que se acoplan al Smartphone para su sujeción y uso, e intercambian las fotos y ajustes de manera inalámbrica. A simple vista tienen un aspecto de lentes de cámara convencional, pero se trata de cámaras digitales sin pantalla ni botones de control que deben utilizarse junto al Smartphone con sistema operativo Android. Las dos se conectan mediante tecnología Wifi Direct o NFC para traer las mejores fotografías a tu teléfono. Dentro de las lentes de la cámara encontramos el típico sensor y procesador de imágenes. Cuando quieres hacer una foto, puedes valerte de un pulsador lateral, o de la pantalla del teléfono, para que la foto sea capturada y almacenada con una calidad de 18 megapíxeles en una tarjeta microSD, enviando automáticamente una copia al teléfono con calidad reducida de 2 megapíxeles. La idea es que los usuarios puedan obtener lo mejor de ambos mundos con imágenes de calidad de cámara digital compacta y las ventajas de la fotografía en el Smartphone, para de manera instantánea, poder retocar las imágenes o compartirlas en redes sociales. Por lo que hemos podido ver en la feria IFA, donde hemos podido probar las primeras unidades de demostración, las imágenes capturadas son comparables con las de las cámaras compactas de apuntar y disparar, con las que sin duda, es posible conseguir resultados mucho mejores que las ofrecidas actualmente por las cámaras integradas en los teléfonos móviles. No obstante, si eres un apasionado de la fotografía, a decir verdad, una buena cámara compacta te garantizará mejores resultados. Los sensores QX10 y QX100 estarán disponibles a finales del mes de septiembre. En Estados Unidos, la lente QX10 con zoom óptico de 10x costará unos 250 dólares, mientras que la lente QX100 con sensor superior podría rondar los 500 dólares. Así pues, aunque por el momento sus precios parezcan un tanto desorbitados, se abre una nueva era de la fotografía digital en el móvil, que más adelante podrían contemplar el intercambio de lentes u objetivos por parte de los teléfonos smartphone, sin necesidad de recurrir a los actuales cuerpos de las cámaras réflex, esos que tanto ocupan en nuestra bolsa de mano cuando viajamos, pero que tan buenos resultados nos ofrecen.