viernes, 18 de octubre de 2013

AMD vuelve a ganar dinero gracias a la fabricación de nuevas consolas

Desde hace mucho tiempo, los negocios de AMD han ido de mal a peor. Las finanzas de la compañía no sólo se han visto afectadas negativamente por la baja venta de ordenadores, sino también por su inexistente reacción a la avalancha de dispositivos móviles que ha cambiado el paradigma informático. A pesar de eso, hay una industria en la que AMD sí pretende dominar, y que es bastante prometedora: las consolas. La división de "Soluciones Gráficas y Visuales" (GVS por sus siglas en inglés) ha dado un gran salto gracias a la venta de productos semi-personalizados para las PlayStation 4, Xbox One y hasta la Wii U. Las ventas en este sector representaron un 26 por ciento de aumento para AMD, que espera obtener un 50 por ciento de sus ingresos de este "mercado en alto crecimiento, durante los próximos dos años".

En concreto, AMD terminó con beneficios de 48 millones de dólares durante el tercer trimestre de 2013, obtenidos tras conseguir ingresos de 1.460 millones de dólares. Estos resultados seguramente deben tranquilizar a los ejecutivos, que esperan seguir consiguiendo dinero con la venta de consolas y con el lanzamiento de las tarjetas Mantle, próximanente a la venta.