jueves, 31 de octubre de 2013

Análisis FRITZ!Powerline 530E

Desde AVM nos han hecho llegar su nuevo FRITZ!Powerline 530E, un PLC que nos permite crear enlaces de hasta 500 Mbps utilizando nuestra instalación eléctrica. Además, este modelo en concreto destaca por su gran eficiencia energética.

Como ya adelantamos en su anuncio oficial, el 530E destaca por suvelocidad, su seguridad y su eficiencia energética. Además, desde la marca siempre nos han insistido que sus dispositivos son interoperables con otras marcas, siempre que respeten los estándares abiertos.

Contenido del paquete

En el paquete contenía todo lo necesario para montar nuestro enlace, de modo que no necesitamos ningún componente adicional:

  • Dos cables ethernet, uno para cada PLC.
  • Dos FRITZ!Powerline 530E.
  • Manual de instrucciones.

Instalación

He de decir que nunca antes había podido trabajar con este tipo de dispositivos, aunque sí que conocía su funcionamiento. A pesar de esto, ha sido extremadamente sencillo “echarlos a andar”, de hecho fue todo Plug-And-Play. Para los usuarios que no hayan realizado esta instalación nunca les resumiré los pasos a realizar:

  • Enchufar un 530E cerca de nuestro router directamente a la pared, hay que evitar regletas porque pueden incorporar algún tipo de filtro que bloquee el dispositivo. Además, como incorpora un enchufe, no “perderemos” la toma en la que conectamos el PLC.
  • Coger uno de los cables ethernet y conectarlo al 530E y al router.
  • Enchufar el otro 530E cerca del ordenador, de nuevo a un enchufe de pared y a una distancia inferior a 300 metros.
  • Conectar el cable ethernet restante entre el 530E y el ordenador.
  • Navegar.
  • Nosotros hemos puesto el ejemplo de un ordenador, pero podría ser cualquier dispositivo con una toma ethernet, como por ejemplo, una consola, un TV, un descodificador, etc.

    Dado que las comunicaciones entre los diferentes dispositivos Powerline son cifradas, cuando queramos agregar otros dispositivos a la red tendremos que iniciar el proceso de configuración para que “se pongan de acuerdo” y utilicen la misma contraseña. Cuando compramos la primera pareja no es necesario realizar esta operación porque ya la realizaron en la fábrica, pero al añadir un tercero, cuarto, etc, debemos de realizarlo nosotros.

    Lo más sencillo es desconectar todos los Powerline 530E y conectarlos en una misma regleta o habitación. A continuación pulsamos el botón “Security” durante un segundo. Veremos como la luz Power comienza a parpadear.


    Realizamos esta misma operación en todos los dispositivos. Pasados dos minutos los tendremos todos sincronizados. Es importante activar la sincronización en todos los dispositivos antes de que transcurran dos minutos desde que activamos el primero. Por último, los desconectamos y los conectamos en su lugar correspondiente.

    Hemos aprovechado que disponemos de un router FRITZ!Box 3390 para probar la capacidad de configuración del PLC desde el router. Tal y como era de esperar, el router detectó ambos dispositivos inmediatamente, indicando qué equipos se conectaban a través de cada Powerline.


    Además, nos muestra la versión de firmware y si existe alguna actualización. En caso de que existiera alguna nos muestra un botón para que lo actualicemos. Por otro lado, nos ofrece la posibilidad de apagar todas las luces del dispositivo, por si lo tenemos en un lugar visible y queremos que pase desapercibido.

    Características

    Una de las características principales del 530E es su bajo consumo. En modo reposo, cuando no haya ningún equipo encendido conectado al PLC, consume tan solo 0,5 W. En modo normal consume un poco más, 2 vatios.

    Otra es su velocidad, 500 Mbps. Pero debemos hacer una pequeña aclaración. Esta es la velocidad a la que se comunican los Powerline 530E entre sí, no con los dispositivos. Con estos últimos se conectan a 100 Mbps. Esta diferencia nos permitiría conectar hasta 5 Powerline 530E sin perder rendimiento.

    Conclusiones

    Como comenté anteriormente no dispongo de una experiencia previa con este tipo de dispositivos, así que no puedo decir si su funcionamiento está dentro de lo esperable o es superior. Sin embargo, sí que puedo hablar sobre mi experiencia con este tipo de soluciones.

    Durante las pruebas pude notar como la velocidad de respuesta de la red fue bastante buena, incluso mejor que utilizando un enlace WiFi N. Así que podemos decir que cumple a la perfección con su cometido, llevar la red a cualquier punto de nuestro hogar con el máximo rendimiento.

    Me parece una buena solución cuando deseamos conectar un dispositivo que está muy alejado de nuestro router, sin embargo, pienso que para extender nuestra red, quizás sea mejor utilizar un FRITZ!Powerline 546E, ya que incorpora todas las cualidades del 530E y, además, enchufe inteligente y punto de acceso WiFi por un precio similar.