viernes, 11 de octubre de 2013

El trabajo de Tim Cook en Apple empieza a ser reconocido

Llegar el último a la oficina es duro. Hay que trabajar el doble, demostrar a los demás que se está a la altura, pero sin parecer que se pretende pisar a los compañeros. En demasiadas ocasiones se trata de una ración doble de esfuerzo con la mitad de reconocimientos. En muchos casos eso lo ha podido pensar Tim Cook, actual consejero delegado de Apple, pero que ha tenido que sortear muchos inconvenientes hasta llegar a los halagos que ahora le dispensan.
Seguramente hablar de sombras alargadas sea un tópico en muchos terrenos profesionales, pero obviar que Tim Cook ha tenido que vivir con una de las sombras más alargadas de la historia empresarial y económica, como era la de Steve Jobs, sería faltar a la verdad. Por eso, ahora llegan los reconocimientos, como los del ex CEO de Apple, John Sculley, que ha reconocido públicamente que Cook está “haciendo un gran trabajo”.
Asimismo, Sculley ha lanzado un mensaje a Cook advirtiendo de que en algunas ocasiones debe pasar por alto las críticas y seguir con el rumbo marcado y trabajar duro para seguir mejorando. Sin duda, unas palabras muy clarificadoras sobre el remanso de paz, al menos a nivel institucional, que parece estar viviendo estos momentos Apple.
Adiós a Steve Jobs
Otra de las declaraciones hechas en CNBC Asia y que más ha sorprendido de John Sculley sobre Tim Cook y el entorno de Apple, es la afirmación de que no está pretendiendo ser Jobs, puesto que Steve Jobs solo podía ser él mismo Jobs, nadie más. Por eso ha recalcado que la continuidad en los procesos de calidad llevados a cabo en la compañía son buena señal.
Sobre el futuro, Sculley ha reconocido que Apple tiene cada vez más rivales, y que incluso alguno les ha podido superar en ciertos aspectos, pero que el iPhone, producto estrella de la firma, tiene el mejor de los futuros, y que por eso no está preocupado en lo más mínimo.
Hay un cierto temor en el crecimiento de Android, de hecho lo manifiesta públicamente, pero el ex CEO de Apple insiste que la gran variedad de terminales y dispositivos, así como su enorme calidad, seguirán manteniendo a la compañía en lo más alto del mercado.