jueves, 3 de octubre de 2013

El Xi3 Piston vendrá con Windows de serie y sin gamepad

La primera Steam Machine del mercado saldrá a la venta con Windows. Irónico, ¿no crees? A pesar de todo el pábulo que ha dado la gente de Xi3 a su Piston, finalmente este micro-PC con corazón AMD Trinity vendrá de serie con el sistema operativo de Microsoft, no en escasa medida porque SteamOS no estará listo para el 29 de noviembre. En cualquier caso, resulta llamativo que el fabricante no haya optado por venderlo directamente formateado para que sus compradores instalen el sistema operativo que mejor les parezca. También es curioso que Xi3 no haya querido reforzar sus supuestas credenciales consoleras incluyendo de serie el mando oficial, un controlador casi clónico del de la Xbox 360 (tras el salto) que se venderá por separado a un precio que todavía no ha sido comunicado.

Regresando a Windows, es interesante el punto de que Xi3 intentará camuflarlo en medida de lo posible utilizando una interfaz de usuario personalizable y conectada a la red, con algún tipo de acceso directo a servicios como Steam, UPlay, Amazon y Netflix. Nada te impedirá acceder al escritorio de Windows si así lo deseas, pero la idea es que todos tus contenidos estén disponibles de la forma más rápida y directa posible.

¿Y qué pasa entonces con su relación con Valve? Pues que según ha indicado durante la feria SXSW David Politis, jefe de marketing de Xi3, Gabe Newell les ha pedido personalmente que no digan nada sobre su relación con el estudio responsable de Half-Life y Portal, de forma que por ahora lo único que tienen que decir es que les parece estupendo que Valve quiera impulsar Linux como sistema operativo para videojuegos. Y eso es todo. Sabemos que Xi3 estuvo muy involucrada en el desarrollo de los prototipos de Steambox (iniciativa ahora conocida como Steam Machines), pero si todavía mantienen una relación formal, no están dispuestos a desvelar ningún detalle al respecto.

Creemos que el mercado decidirá qué sistema operativo se ejecuta en cada máquina. Esto es algo que está bastante claro. Hay una razón por la que hay tantas aplicaciones para Windows que son usadas por consumidores y negocios de todas partes, y no tantas en plataformas Linux. ¿Podría cambiar? ¡Podría cambiar! Paree que eso es lo que está intentando hacer Valve. Cambiar el mundo. ¡Mejor para ellos!