lunes, 21 de octubre de 2013

ion Glasses, las gafas inteligentes del futuro

Quedamos con Santiago Ambit, cofundador de ion Eyewear, en San Francisco para hablar de su proyecto de tecnología «llevable», tan de moda ahora, sobre todo debido a los relojes inteligentes. Si hay un prototipo de «inventor» ese es Santiago, distraído y brillante al mismo tiempo. Se presentó a la reunión con un oso de peluche enorme metido en su mochila que lleva en sus viajes para sacarle fotos con las ion glasses.

Las ion glasses son una montura, que, dependiendo de la lente que lleve, sirve tanto como gafa de sol como de vista, se conectan con el teléfono móvil vía bluetooth 4.0 de bajo consumo y con un pequeño LCD en su interior emiten una luz de hasta 256 colores que genera un aviso sólo perceptible por la persona que lleva puestas las gafas.

La alerta se configura fácilmente desde la aplicación del teléfono móvil. Por ejemplo, si queremos que nos avise cada vez que nos llaman, desde la aplicación no tenemos más que seleccionar el color y la alerta de llamada para que la luz se encienda cada vez que nos llaman. Además tienen dos botones configurables, que permiten por ejemplo, detener o reanudar una reproducción de audio, o sacar fotos con el teléfono móvil de manera remota. Las ion Glasses se comunican con iOS, Android, Mac y PC y la batería dura entre 3 y 7 días, dependiendo de su uso.

Santiago nos cuenta cómo cada vez llevamos más tecnología que se puede llevar puesta, ya es una tendencia, como los relojes, pulseras, calzado, tecnología que nos provee de información adicional conectándose con el teléfono móvil. Además, Google también ha creado una nueva necesidad con sus Google Glass que ellos han aprovechado para crear su producto.

El equipo de ion Eyewear lo componen Santiago Ambit, Co-founder de ION Glasses y su socio Ricardo Urías. Todos los ahorros de los dos socios fueron destinados a la creación de las 2.000 primeras gafas que salen a la venta en febrero por 54€, aunque ya se pueden adquirir de manera anticipada a través indiegogo. Santiago y Ricardo llevan ya un año y medio con el proyecto, desde el primer prototipo en marzo hasta ahora que ya han logrado una gran notoriedad en medios internacionales.

Lo más importante para sus creadores es que la tecnología que llevan las gafas sea prácticamente imperceptible, la luz que notifica y los dos botones configurables, son sólo visibles para la persona que lleva puestas las gafas. No quieren que la gente que compre sus gafas seapercibida como «friki» como ocurre con las gafas de Google, que parecen que has salido de una película de ciencia ficción.

En palabras de Santiago, reproducir las capacidades de un teléfono inteligente en otro dispositivo es innecesario, lo que deben hacer los accesorios es complementar y extender las funcionalidades del mismo. En estos momentos están en plena campaña en Indiegogo, donde si te gusta la idea, ya puedes aportar al proyecto comprando ahora unas gafas que recibirás cuando se fabriquen en febrero.