martes, 15 de octubre de 2013

La NSA recolecta millones de direcciones de correo electrónico a nivel global

Como indican en el Washington Post, el pasado mes de junio el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, declaraba que los programas de recolección de direcciones de correo electrónico “no se aplicaban a ciudadanos de los EE.UU.“. Y una vez más, no contaba la verdad.

Al menos, no según los nuevos documentos secretos filtrados por Edward Snowden que demuestran que el programa de recolección de esas direcciones de correo electrónico no ha parado de hacer eso a nivel global durante años.

Esos datos se obtienen cuando los usuarios se registran en diversos servicios, escriben un mensaje o sincronizan sus dispositivos móviles con servidores remotos. De hecho, en realidad no se limitan a direcciones de correo electrónico, sino que obtienen agendas electrónicas en las que cada persona se incluyen otros muchos datos de interés.

Todos esos datos permiten a esta agencia de inteligencia crear mapas de relaciones en las que se pueden encontrar relaciones sorpresa entre personas aparentemente inconexas —aquí, como siempre, aparece ese argumento de la lucha contra el terrorismo— y nuevos datos sobre personas de todo el mundo.

Según una presentación de PowerPoint interna, durante un único día del año 2012 la NSA recolectó 444.743 contactos (con direcciones de correo electrónico, nombres completos, direcciones o trabajos en ese momento) de Yahoo, 105.068 de Hotmail, 82.857 de Facebook, o 33.697 de Gmail, por ejemplo. A ese ritmo, la tasa de contactos con direcciones de correo electrónicos obtenidas en un año asciende a 250 millones.