martes, 8 de octubre de 2013

Microsoft también ofrece a Samsung y Huawei fabricar smartphones con Windows y Android

¿Hasta qué punto puede llegar Microsoft para aumentar su débil cuota de mercado en smartphones y tablets? Hace unos días supimos de la propuesta de los norteamericanos a HTC para que el fabricante incluyese en sus dispositivos un arranque dual, con Android y Windows Phone 8. Sin embargo, no parece un hecho aislado puesto que ha trascendido que Samsung y Huawei también habrían recibido la misma insinuación.

Aunque los Nokia Lumia han conseguido arrancar una “meritoria” porción del mercado de smartphones al resto de fabricantes, no es suficiente para que Microsoft haga despegar a su característico sistema operativo Windows Phone. Y es que los de Redmond estarían buscando medidas extremas para aumentar su presencia en el sector. Si bien una de sus últimas propuestas fue compensar a todo comprador de sus productos con hasta 350 euros al entregar otro dispositivo Android, iOS o BlackBerry, el nuevo objetivo es aún más insólito.

Durante los últimos años Microsoft ha sido incapaz de que su sistema operativo se establezca con fortaleza en el sector. Hemos asistido al lanzamiento de varias generaciones de dispositivos de Samsung, HTC, LG y Huawei, entre otros, sin que las marcas vean rentabilidad por la venta de estos dispositivos con Windows Phone. Tan solo Nokia ha sido capaz, tímidamente, de elevar unos puntos el porcentaje de cuota de mercado de Microsoft. Ante este porvenir, los norteamericanos habrían propuesto a HTC lanzar distintos modelos con Dual Boot, o lo que es lo mismo, smartphones y tabletas con Android y Windows Phone en un mismo dispositivo. De este modo se evitaría eliminar uno de los atractivos de este tipo de equipos, el sistema operativo de Google, y a la vez acercar Windows Phone al usuario. ¿Será suficiente para que los consumidores tengan la posibilidad de probar la característica interfaz de WP8?

Microsoft parece dispuesta a ello, ya que según apunta Eldar Murtazin en su cuenta de Twitter y blog oficial, la propuesta inicial realizada a HTC también se ha trasladado a las oficinas de Samsung y Huawei. Dado que son socios de Microsoft, ésta ha aprovechado a ofrecer el lanzamiento de equipos con Dual Boot capaces de realizar un arranque selectivo del sistema: Android o Windows Phone 8. Según parece, el ofrecimiento del gigante del software sería tal que se haría cargo económicamente de la adaptación que requiriesen los nuevos modelos con dicha capacidad. Asimismo el fabricante no tendría que pagar por instalar Windows Phone en este tipo de terminales. Una manera de fomentar el uno de Windows Phone poco elegante que, de momento, no parece que vaya a funcionar. De hecho, en junio se presentó el Samsung Ativ Q, un híbrido entre tableta y portátil que incluía Android Jelly Bean y Windows Phone 8 y del que poco se ha vuelto a saber.