lunes, 28 de octubre de 2013

MIMO, la nueva tecnología de comunicación del iPad Air y iPad mini con pantalla Retina

El próximo viernes 1 de noviembre es el día elegido por Apple para el lanzamiento del nuevo iPad Air y el nuevo iPad mini con pantalla de Retina, dos dispositivos que se ponen al día tanto en tecnología como en diseño (en este caso, el primero de ellos solamente). Sin duda, como dijo Phil Schiller en la keynote de octubre de 2013, donde se presentaron, la funcionalidad más solicitada por el mini era la pantalla Retina y en el caso del Air, su drástica reducción de peso y mejora en el form-factor ayudan a darle los cambios necesarios.

Pero una de las cosas que se comentaron, como novedades internas del mismo, fue lo que Apple llamó MIMO (Multiple-In, Multiple-Out). Una tecnología de comunicación que permite a los dispositivos conectarse a redes inalámbricas con mayor eficiencia, más velocidad y sin perder tanta señal como suele ser habitual cuando nuestro router está tras paredes o puertas.

La tecnología MIMO (múltiples entradas y múltiples salidas) forma parte del estándar 802.11n que muchos de los routers inalámbricos que tenemos en casa soportan. Es una tecnología existente desde hace bastante y otros dispositivos como las tabletas Kindle Fire HD o HDX ya la soportan hace mucho. Aunque para poder usarlo hace falta que tanto emisor como receptor hagan uso de la misma. MIMO usa múltiples emisores y receptores para enviar más datos a la vez y con esto mejor la velocidad del mismo.

MIMO utiliza una fenómeno natural que poseen las ondas de radio llamado multi-path (múltiples caminos). La información transmitida rebota en paredes, el techo o cualquier tipo de objeto y llega a su destino en diferentes momentos e intensidades. Mientras esto hace que la señal maestra pierda intensidad y por lo tanto calidad, MIMO usa estos “rebotes” residuales para completar y mejorar la señal recibida y los paquetes de datos gracias a que los capta con otras antenas conectadas a otros receptores.

Dichas antenas, de procesamiento de señal inteligente, recogen toda esta información dispersa, esa especie de reflejos, y los usan para dar mayor calidad a la señal lo que aumenta drásticamente el alcance y la velocidad.

Un emisor o receptor con tres antenas diferentes es capaz de alcanzar velocidades de hasta 600Mbps a través del estándar 802.11n. Como es lógico, el emisor (el router) también ha de soportar esta tecnología, que esté activada (hay casos donde los routers de las compañías tienen esta función deshabilitada) y que soporte de manera completa la norma 802.11n de transmisión por redes inalámbricas.

Sin duda un añadido más que interesante para los nuevos modelos de iPad y que podremos usar fácilmente en nuestra casa ya que cualquiera de los routers que las compañías telefónicas ofrecen en los últimos años, soportan las tecnologías necesarias.