jueves, 17 de octubre de 2013

Samsung Galaxy Round es un prototipo con el que recoger información, no un superventas

A comienzos de semana Samsung nos sorprendía con el anuncio de su primer terminal con pantalla curvada, el Samsung Galaxy Round. En su presentación nos llamaba la atención que se realizaba con comunicado de prensa, y un post en su blog oficial, cuando lo habitual es montar un evento para mostrar al mundo las cosas buenas de su producto.

Ya ahí nos olíamos algo, pensábamos que la idea era la de ponerlo en los medios antes de que LG se pusiera la medalla, que días más tarde también nos enseñó en lo que estaban trabajando con LG G Flex. Ambos tienen pantallas flexibles – con tecnología OLED – que les permiten confeccionar teléfonos con curvatura, pero hasta qué punto es esto interesante para el gran público.

En el comunicado de prensa de Samsung ya nos dejaban claro que era un producto que inicialmente vería la luz en Corea del Sur. Ahora nos vamos enterando de que la tirada es corta, ideada para realizar pruebas con el dispositivo y recoger opiniones. En definitiva, una especie de prototipo que puede cambiar bastante cuando realmente vea la luz con carácter global.

Ver video

Esta situación también explica el alto precio del Samsung Galaxy Round,cercano a los 1.000 dólares. Claramente no está ideado para vender en masa. En el pasado ya se había hecho algo similar con terminales como el Samsung Galaxy S II HD LTE y el SCH-W850.