martes, 26 de noviembre de 2013

Análisis iPad Air, el futuro tal y como lo imaginábamos

Los que fuimos niños en los 80 tuvimos la inmensa suerte de vivir un panorama tecnológico no sólo distinto al actual (porque siempre lo es), sino participar en la llegada de la informática a los hogares. Los que ahora mismo estáis sufriendo un ataque de nostalgia coincidiréis conmigo en que era una época emocionante de puro descubrimiento: todo era tan intenso como las ganas de nosotros mismos de conocer más, cada día.

Era una época donde el vehículo para la información eran las revistas. Y en aquel momento nacieron auténticas leyendas impresas, como MicroHobby o la primera época de MicroManía. Todos contábamos los días para ir al kiosco a buscar el siguiente número y ver las nuevas imágenes del nuevo Spectrum +2, aquel juego que nos prometían revolucionario en técnica Filmation o aprender un poco más sobre las entrañas de nuestras máquinas favoritas.

El mundo cambia, y la tecnología no sólo nos cambia a nosotros, sino que también se cambió a si misma. Fruto de sus propios avances, ya no sólo era el objeto de nuestra información, también pasó a convertirse en el vehículo y el contenedor del dispositivo que utilizamos para conocerla. Primero fueron los ordenadores, y después los tablets. Más concretamente despegó con el iPad original, hace sólo tres años. Hoy, me gustaría hablaros sobre la última generación de un tablet que ya no está sólo lejos de los demás: estamos hablando de otro nivel, directamente. Así es el nuevo iPad Air.

Un nuevo apellido en la familia

El iPad Air es el modelo con más y mejores cambios desde el iPad original de 2010

Cuando Phill Schiller presentó el nuevo iPad Air en la keynote del pasado 22 de Octubre, dijo que nos encontrábamos ante la generación con más cambios desde el iPad original, y que por ello el dispositivo necesitaba un nombre nuevo. Al apellido Air no se añade por casualidad: el iPad se había convertido de repente en un nuevo modelo que evolucionaba sus características basándose además en un producto más ligero y potente.

El aspecto de la caja es exacto al de los anteiores iPads, y de hecho, el contenido exceptuando el dispositivo en sí, también: incluye un adaptador USB de 12W (para facilitar la carga del iPad de forma más rápida), un cable Lightning y la documentación habitual. Apple debería plantearse la inclusión de los EarPods también en el iPad, de la misma forma que lo hace en los iPod y en los iPhone.

Es el primer iPad que Apple lanza al mercado con iOS 7, y la información impresa es la justa, sólo indica los botones y conectores del dispositivo: del resto, igual que en los nuevos iPhones, se encarga el dispositivo al encenderse. El modelo analizado es la versión LTE, pero la activación no requiere en ningún caso de tarjeta SIM, pudiendo añadirla más tarde cuando queramos.

iPad Air: familiar y sorprendente a la vez

El primer contacto con el iPad Air nos resultará familiar si ya hemos tenido antes en nuestras manos un iPad mini: de hecho, es básicamente un iPad mini con una pantalla de 9,7”. Muchas veces cuesta incluso distinguirlo en las fotos, que ya la diferencia de tamaño y el nuevo marco mucho más fino casi mimetizan al mini que todos conocemos.

El segundo contacto es el que realmente define este nuevo modelo: la ligereza y la comodidad para sostener el dispositivo con una mano. Siempre me ha importado mucho éste punto en cualquier dispositivo móvil, y particularmente en un iPad lo veo absolutamente clave. En este nuevo modelo se ha reducido hasta los 478 gramos (469 gramos para la versión sólo Wi-Fi) un 28% más ligero que la generación anterior, y se nota desde el primer momento que se coge. Una de las mejoras que siempre he pedido a Apple en generaciones anteriores, por fin se ha conseguido en este iPad.

También es muy importante notar que el nuevo diseño realmente da la impresión de tener menos pulgadas que el iPad 4, pero la pantalla es igual de grande y su envergadura al ser mucho menor, mejora todavía más la comodidad del usuario al llevarlo, guardarlo o consultarlo. Y es que ahora mismo nos encontramos con una auténtica pantalla de 9,7” realmente ligera y cómoda, que entendemos cuando lo comparamos con la generación anterior.

Si lo comparamos con el anterior iPad, notaremos el salto entre generaciones que da lugar a un tablet de tamaño perfecto manteniendo las mismas pulgadas de la pantalla

Y es que éste diseño que vimos por primera vez utilizado en un iPhone 5, y más tarde llevado al primer iPad mini, parece diseñado para su uso en un tablet. Es elegante, robusto, comodísimo para sostener y el marco es del tamaño perfecto para que nuestra mano no tape la pantalla al sujetarlo (aunque iOS ya controle los toques accidentales con las manos, como vimos en el iPad mini).

La pantalla sigue conteniendo el mismo fantástico panel IPS de generaciones anteriores (desde el iPad 3), a la misma resolución de 2048×1536 a 264 píxeles por pulgada. Visible desde cualquier ángulo o posición, con una saturación fantástica de colores realmente espectacular.

De hecho, el tamaño de este nuevo iPad, sus dimensiones y por supuesto su idea, por fin puede compararse con revistas tradicionales. Para este artículo, me he permitido la libertad de compararlo con la época dorada de las revistas de informática de 8-Bits: un mundo donde la información era incesante, igual que ahora. Y es que éste iPad Air puede considerarse sin ninguna duda como el tablet que puede abanderar perfectamente la era de la revolución digital. Si alguna vez imaginábamos cómo sería el futuro para las publicaciones digitales, sin duda es así.

Algo que apenas se ha modificado respecto al iPad 4 son las cámaras, tanto frontal como trasera. En un iPad, las cámaras tienen un uso muy focalizado: en el caso de la frontal, mejorada a 1,2 megapíxeles con grabación de vídeo en 720p y un sensor con mejor rendimiento en condiciones de baja luminosidad, básicamente pensada para ser utilizada como cámara de videoconferencia. La cámara trasera mantiene la misma cámara de 5 megapíxeles y apertura ƒ/2,4 de los iPad 3 y 4, suficiente para las contadas ocasiones donde la utilizaremos.

Galería de fotos: Así es el nuevo iPad Air (Haz click en una imagen para ampliarla)

Rendimiento de la batería y nuevo chip A7: potencia con control

Lo hablábamos cuando analicé el iPhone 5s, y sin lugar a dudas es un sentimiento igual de rotundo en el iPad Air: nos encontramos ante la mejor generación de estos dispositivos (iPhone y iPad) desde su primera versión. Pero no por ser la última novedad, sino porque han sido diseñados y pensados para sorprender en sus características más importantes.

El nuevo iPad Air es asombrosamente ligero y compacto, pero mantiene las 10 horas de autonomía y cuenta con potencia de 64-Bits

Dejando a un lado la asombrosa reducción de peso respecto al iPad 4, lo que más sorprende de este nuevo modelo es que sigue manteniendo (en ciertas condiciones, incluso superando) las 10 horas teóricas con una sola carga. Por supuesto siempre dependerá del uso, aplicaciones y tiempo de “pantalla encendida” que tengamos, pero no tenemos que olvidar lo que define este iPad Air: un chip de 64-Bits y una batería más pequeña. Y llegan las sorpresas.

Apple ha conseguido adelgazar la batería recargable de polímeros de litio de 42,5 vatios/hora más pequeña de 32,4 vatios hora, todo ello gestionado por el nuevo chip de 64-Bits de Apple A7 y gestionado por el sistema operativo iOS 7. Por primera vez, en todas las generaciones de iPad, pienso que las tres características clave están perfectamente alineadas y eso se nota en la potencia, en el rendimiento energético y sobre todo, y lo más importante, en la experiencia de usuario.

Por cierto, la compañía no ha eliminado el coprocesador de movimiento M7, y al igual que en el iPhone 5s, se utilizará para descargar a la CPU principal de ciertos cálculos (sobre todo los referidos a los sensores o giroscopio), por lo que también se contiene el gasto de batería. Y por supuesto, las aplicaciones también tendrán disponible datos más precisos, sobre todo las que tengan que ver con Mapas o movimiento.

El primer iPad con iOS 7: una carrera de fondo aún

Sin duda, el sistema operativo móvil de Apple tiene su estreno estrella en el dispositivo más puntero de la marca, el iPhone, para posteriormente ser rediseñado a una pantalla y dispositivo más grande. Y la sensación es esa: que iOS 7 no deja de ser una conversión de lo que ya conocemos en 4” a una pantalla superior.

Apple debería dotar de cierta independencia a la versión de iOS para iPad y aprovechar las ventajas de la pantalla de 9,7”

Creo que se puede hacer mejor. Las posibilidades del nuevo sistema operativo ofrecen a Apple unas condiciones fantásticas para avanzar, impulsar y dar mucho más juego a su pantalla de 9,7”. Si yo tuviera que tomar decisiones dentro de Apple, la primera sería dotar de cierta independencia a la carrera de la versión de iOS 7 para iPad. Que deje de ser una carrera de fondo para convertirse en una carrera de velocidad. Que demuestre de lo que es capaz y que no deje ese papel sólo en manos de los desarrolladores de aplicaciones.

Y es que la enorme pantalla (por ejemplo) pide a gritos más información en la pantalla de bloqueo, incluso se podrían plantear (de una vez) la inclusión de widgets – que por cierto, siguen existiendo en OS X, FYI – para mostrar información útil. Tenemos espacio, tenemos potencia, tenemos eficiencia energética y una batería generosa. ¿Por qué no dar esa oportunidad al usuario?

Además, y aunque no sea en ningún caso un problema ni un inconveniente para trabajar con el iPad, si que se hace evidente que en algunos momentos la interfaz de usuario se puede adaptar mejor. Los usuarios no podemos, ni debemos, conformarnos con una simple traslación de la experiencia de un iPhone en pantalla grande, sencillamente porque la experiencia con un iPad es otra cosa.

Así es la nueva Smart Case

Con el nuevo diseño evidentemente también estrenamos nuevas fundas para adaptarse al tamaño del nuevo iPad. Así que tanto la Smart Cover como la Smart Case han sido actualizadas, aunque mantienen la misma filosofía: una tapa enrollable que hace las veces de soporte, protector de pantalla o de base para teclear. En el caso de la versión “cover”, además protege la parte trasera con una funda que incrusta todo el dispositivo.

Existen dos tipos de materiales, la piel anilina y el poliuretano para el aspecto exterior (con diferencias apreciables en su precio, 79€ y 39€ respectivamente para las Smart Covers) en seis colores por material y un interior igual en ambos modelos compuesto por una microfibra muy suave que protege contra arañazos la caracasa y la pantalla.

La diferencia con respecto al año pasado es que la tapa cuenta esta vez con tres paneles enrollables, en lugar de cuatro, cosa que no me acaba de convencer del todo. Con tres paneles, el conjunto plegado no es tan estable como con cuatro, y a priori cuesta más mantenerlo sujeto magnéticamente, aunque una vez anclado mantiene la forma sin dificultad.

Galería de fotos: Así es la nueva Smart Case (Haz click en una imagen para ampliarla)

iPad Air, la definición del tablet casi perfecto

El nuevo iPad Air se nos presenta por fin con el formato que esperábamos ver algún día en un tablet: sorprendentemente ligero, de formas contenidas y tamaño perfecto pero con la misma pantalla que no sacrifica ni una de las 9,7” con las que cuenta, manteniendo la magnífica calidad habitual de generaciones anteriores.

Apple apuesta este año por salirse de la gráfica en cuanto a características técnicas y dota a la nueva generación de su iPad con un nuevo chip de 64-Bits que aporta una mayor eficiencia energética duplicando la potencia. La combinación del hardware junto a un iOS 7 que potencia la experiencia de usuario, sitúan al iPad Air en otro nivel dentro del mundo de los tablets que hay en el mercado. Y eso significa que está muy, muy lejos de la competencia, este año más que nunca. Sin duda, el iPad para todos los que estaban esperando comprar uno desde 2010.

A favor

  • Nuevo diseño compacto y sorprendentemente ligero, por fin
  • Eficiencia energética y rendimiento: iOS 7 + Chip A7
  • Calidad de la pantalla
  • Más de 475.000 aplicaciones diseñadas para iPad

En contra

  • iOS 7 debe refinarse en el iPad
  • Las Smart Covers y Smart Case de este año son menos estables
  • Una mejora en la cámara trasera y la inclusión de un flash se agradecerían en ciertos momentos