lunes, 11 de noviembre de 2013

¿Cambio mi Nexus 4 por el Nexus 5?

Existe una pregunta entre todos los poseedores del Google Nexus 4: ¿lo cambio por el Nexus 5?

Si te encuentras en esta situación, ¡bienvenido al club!.

Es la eterna pregunta que nos hacemos cuando sale una evolución de nuestros terminales. Es un terminal que sustituye al que ya poseemos, mejorándolo en muchos aspectos, pero ¿en los suficientes?

Primero veamos la pequeña tabla comparativa que ya pudisteis leer en una anterior comparación entre estos dos grandes terminales que realizó mi amigo Fernando Cantillo o Fercatodic, como le gusta que le llamen:

Google Nexus 4 Google Nexus 5 Dimensiones (en mm) 133,9 x 68,7 x 9,1 137,84 x 69,17 x 8, 59 Peso (en gramos) 139 130 Sistema Operativo Android 4.3 Jelly Bean Android 4.4 Kit Kat Pantalla (en pulgadas) 4,7 5 Resolución (en píxeles) 768 x 1280 1080 x 1920 Densidad Pantalla (píxeles por pulgada) 318 445 Procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro Quad core, 1500 MHz Qualcomm Snapdragon 800 Quad core, 2300 MHz GPU Adreno 320 Adreno 330 Memoria RAM 2 GB 2 GB Almacenamiento 8 o 16 GB 16 o 32 GB Conectividad Bluetooth 4.0, Wi-Fi, TV-Out, NFC, DLNA, Tethering Bluetooth 4.0, Wi-Fi, TV-Out, NFC, DLNA, Tethering Batería (en mAh) 2100 mAh 2300 Cámara trasera 8 megapíxeles, Flash LED, sensor 1/4″, 1920×1080, 1080p HD, 30 fps 8 megapíxeles, Flash LED, sensor 1/3.2″, 1920×1080 (1080p HD) (30 fps) Cámara delantera 1,3 megapíxeles 1,3 megapíxeles Precio (en €) 199 euros (8 GB) y 249 euros (16 GB) 349 euros (16 GB) y 399 euros (32 GB)

Ahora compararemos cada apartado para hacernos una verdadera idea de lo que suponen los cambios:

Diseño, dimensiones y peso

Apenas hay cambios. Los diseños son muy similares si los vemos de frente, y donde más notaremos un cambio de estilo es en la zona de la cámara, algo que intentaba ser lo más discreta posible en el Nexus 4 y que sin embargo se deja notar, y mucho, en el Nexus 5.

El uso del cristal para el acabado ha dejado paso a elementos plásticos en el nuevo terminal, algo que para muchos ha dejado una sensación de menor calidad al tacto.

En cuanto a las dimensiones, pocas diferencias encontramos. Tenemos que tener en cuenta que el Nexus 5 tiene una pantalla algo mayor, por lo que las dimensiones no pueden ser tan reducidas como en el modelo del año pasado. Aunque sí vemos que es algo más fino, que siempre es de agradecer.

Si en cuanto a las dimensiones pocas diferencias encontramos, en lo referente al peso solo 9 gramos de diferencia apenas es apreciable.

Pantalla

Con el paso del tiempo es normal que los fabricantes adopten mejores pantallas, más grandes y de mayor calidad.

Aquí sí que notamos una buena diferencia entre las dos generaciones. Mientras que el anterior Nexus ofrecía una calidad HD (768 x 1280 píxeles), el nuevo llega a la deseada marca del FullHD (1080 x 1920 píxeles). Muy útil a la hora de consumir contenido multimedia o jugar a los mejores juegos actuales, aunque no imprescindible a mi parecer.

El tamaño ha crecido en tan solo 0,3 pulgadas (unos 7 milímetros), algo que para muchos puede ser necesario, pero que en mi uso personal, apenas lo notaría.

Procesador

El apartado donde realmente notamos una mejora sustancial. El Google Nexus 5 puede presumir orgullosamente de contar con el que muchos consideramos el mejor procesador del momento: el Qualcomm Snapdragon 800 Quad core a 2,3 GHz. ¡Sin duda nada se le resiste!

Pero tampoco se le resiste nada, por el momento, al procesador del Nexus 4, el Qualcomm Snapdragon S4 Pro Quad core a 1,5 GHz gracias a los 2 GB de memoria RAM que monta (la misma que el nuevo Google Nexus 5).

Almacenamiento

Algo que hay que tener muy en cuenta es el almacenamiento y más si no disponemos de slot para expandir la capacidad mediante tarjetas microSD.

El año pasado, el binomio formado por LG y Google solo ofrecía hasta 16 GB de capacidad. Este año llegan hasta 32 GB, haciendo caso a las críticas y a los consumidores que veían insuficiente la memoria de sus Nexus.

Sin embargo se vuelven a olvidar de las tarjetas microSD, lo que nos ha vuelto a defraudar en mayor o menos medida a todos los posibles usuarios.

Conectividad

No hay nada que los distinga en este aspecto, tanto la versión de Bluetooth (la 4.0) como NFC, DLNA, Tethering y TV-Out. La única diferencia realmente notable es la posibilidad del uso de redes LTE o 4G en el nuevo Nexus 5, algo que no permite el anterior Nexus 4 (pero viendo el despliegue de la red 4G… no creo que sea un punto crítico)

Batería

Con solo 200 mAh más, no creo que se note mucha diferencia en cuanto a la autonomía si tenemos en cuenta que la pantalla es un poco más grande. Es el “talón de Aquiles” de los smartphones con Android y no creo que un aumento tan insignificante de batería mejore mucho el rendimiento si las nuevas versiones del sistema operativo no optimizan el consumo.

Cámaras

A falta de tener fotos reales, sobre el papel es mejor el Nexus 5. Porque aunque cuenten los dos con cámaras de 8 megapíxeles, LG ha mejorado el estabilizador para la del nuevo terminal, aunque los dos modelos graban a la misma calidad los vídeos.

En cuanto a las lentes delanteras, los dos terminales ofrecen 1,3 megapíxeles, así que la experiencia en cuanto a las videollamadas, debería ser la misma.

Opinión personal

Como poseedor de un Google Nexus 4 os voy a dar mi opinión sobre el nuevo Google Nexus 5.

Sin duda estamos ante una buena evolución del smartphone de Google y LG. Mejor pantalla, dimensiones contenidas y el que puede considerarse el mejor procesador que hoy en día existe en el universo Andoid. Todo esto hace que sea un terminal que me compraría sin duda si viniera de otro terminal de años anteriores.

Pero no es mi caso. El tener asegurada la misma versión del sistema operativo (aunque parece que no el launcher), una cámara apenas inferior y una batería que ofrece prácticamente la misma autonomía; no hace que me plantee realmente cambiarlo. Además el acabado en cristal me gusta mucho más.

Creo que en los terminales Nexus, el saltarse una generación no significa sacrificar mucho, así que yo no recomiendo adquirir el nuevo Nexus 5 si ya eres poseedor del Nexus 4 a no ser que:

  • Te lo puedas permitir económicamente y quieras darte el capricho.

  • Consigas vender el Nexus 4 a buen precio, lo que te permitiría no desembolsar mucho.

No lo dudaría si:

  • Tienes un terminal de la anterior generación (2.012) y quieras un nuevo terminal.

  • Tienes un dispositivo de gama baja o media y desees un gama alta.