viernes, 1 de noviembre de 2013

China, Rusia y el espionaje mediante objetos: chips maliciosos en planchas y teteras

Rusia y China han sido acusadas de espionaje internacional. Al contrario de la NSA, lo habrían hecho modificando diferentes objetos: teteras y planchas con chips maliciosos y memorias USB infectadas con un troyano.

Cuando aún nos estamos "recuperando" de todas las noticias que siguen surgiendo acerca de la NSA, empiezan a aparecer una serie de acusaciones hacia Rusia y China, quienes habrían utilizado diversos objetos modificados para espiar a diferentes objetivos. Rusia acusa a China de fabricar una serie de "teteras espía", mientras que Estados Unidos afirma que el país gobernado por Vladimir Putin habría entregado memorias USB infectadas a los líderes extranjeros que acudieron a la cumbre del G20.

Estados Unidos no es el único país espiando, es algo que todo el mundo sabe, pero que no le sirve de excusa de sus actos. Mientras el gobierno americano utiliza toda la sofisticación de su tecnología para infiltrarse y acumular millones de datos, Rusia y China parecen optar por un espionaje más "estándar", modificando diversos objetos para vigilar a ciertos objetivos.

¿Te gusta el té con mucho o poco espionaje?

Tal y como publicaba el periódico de San Petersburgo Rosbalt, se acusa a China de camuflar chips maliciosos en teteras y planchas, los cuales se conectarían a redes inalámbricas sin seguridad. Este tipo de chips (algunos con micrófono) se han encontrado en otras ocasiones en teléfonos móviles o en cámaras incluidas en vehículos.

Así que si has importado alguna tetera de China, es recomendable que revises la seguridad de tu red inalámbrica. Por el momento, no se conoce una respuesta del gobierno chino ni que tipo de información estarían buscando introduciendo estos chips maliciosos en objetos de consumo. Este tipo de noticias difumina un poco el foco de espionaje, el cual últimamente parecía sólo recaer en Internet.

Rusia y las memorias USB

Cruce de acusaciones que parece el típico juego de "...y tú más"

Por si fuera poco, Estados Unidos recientemente acusó a Rusia de haber repartido una serie de memorias USB infectadas durante la cumbre del G20 celebrada en San Petersburgo. Este cruce de recriminaciones entre ambos países parece el típico juego de "...y tú más", acusándose unos a otros de las mismas prácticas.

Por su parte, el gobierno de Vladimir Putin, ha negado esta información y acusa a Estados Unidos de intentar "desviar la atención" sobre el escándalo destapado por Edward Snowden, el cual está actualmente refugiado en territorio ruso. Aunque este tipo de espionaje no es ninguna novedad, sigue arrojando leña al fuego y dando mayor perspectiva del mundo vigilado en el que vivimos. Planchar la ropa no creo que sea una actividad agradable, pero por lo menos no implique estar vigilado por gobiernos extranjeros.