lunes, 18 de noviembre de 2013

Dell sigue apostando por Ubuntu en portátiles con la renovación de los XPS 13

Ya hemos hablado en alguna ocasión de lo difícil que resulta para Linux entrar en el mercado de los ordenadores pre-montados. Aunque las cifras de uso de Linux no son espectaculares, en general son buenas teniendo en cuenta factores como el marketing y los usuarios a los que va dirigido, pero esta cuota de mercado es incluso menor cuando hablamos de ordenadores con Linux pre-instalado. Afortunadamente, de vez en cuando algunas compañías se atreven a dar el paso de experimentar con Linux en algunos de sus productos, siendo Dell una de las mas grandes.

Todo empezó con el XPS Developer Edition, también conocido por su nombre código interno, Sputnik. Como el satélite, este ordenador portátil fue pionero para la compañía, que buscaba mas posibilidades mas allá de ofrecer ordenadores con Windows al apostar por Ubuntu. Sin embargo,como su nombre indica este modelo tiene un público muy claro: los desarrolladores o usuarios entusiastas que sepan lo que están pidiendo. Pese a este hándicap, el Sputnik ha debido vender lo suficiente, porque Dell lo ha ido renovando conforme pasa el tiempo en vez de abandonarlo.

La última revisión, el XPS 13, es especialmente importante ya que introduce dos elementos nuevos que lo ponen a la altura de los portátiles con Windows. El primero es la pantalla de 13 pulgadas y resolución 1080p, que además es táctil. Aunque la interfaz por defecto de Ubuntu no está especialmente diseñada para pantallas táctiles, si que hay elementos como el dock de aplicaciones, o algunos gestos que pueden ser útiles.

El segundo elemento importante es el procesador, que se actualiza a la línea Haswell de Intel. Ya llevamos un tiempo disfrutando de las mejoras de esta gama de CPUs en sistemas Windows, así que esta actualización iguala las cosas. Podemos elegir entre un i5-4200U o un i7-4500U. Por tanto, la tarjeta gráfica es integrada, una HD 4440 o 5000 dependiendo del modelo. En cuanto a la memoria RAM, no se queda corto con 8 GB. Para el almacenamiento, se opta por una unidad SSD de 128 GB o de 256GB. La batería es de 55 WHr.

No esperéis la última versión de la distro, ya que aún cuenta con Ubuntu 12.04, lo cual tiene sentido ya que es una versión LTS de soporte asegurado, así que es de esperar que no actualicen hasta 14.04; pero no deberíais tener problemas a actualizar a versiones mas modernas como 13.10 si así lo deseáis.

El nuevo Dell XPS 13 ya está disponible en EEUU, mientras que para España tendremos que esperar a finales de mes. Los precios van desde los 1249 dólares para la versión con i5 hasta los 1549 dólares para la versión con i7.

Es posible que aquí no terminen los experimentos de Dell con Ubuntu, ya que algunos empleados de la compañía han estado probando el sistema en portátiles mas potentes, como el Precision M3800. La buena noticia es que no hay muchos problemas para instalar Ubuntu en ese sistema, siempre y cuando usemos 13.10, pero está por ver cómo afecta esto a los futuros lanzamientos de la compañía.