viernes, 22 de noviembre de 2013

Google está creando el camino para equipos baratos decentes

Los primeros smartphones que salieron no fueron nada económicos. Aún hoy los mejores smartphones en características son demasiados caros. Aún los equipos “descontentados” a veces se venden como si fueran nuevos. Con las promociones a meses a un pago “eterno” con o sin intereses a veces no se siente tanto y con las promociones de “equipo gratis” menos te das cuenta que a veces terminamos pagando el doble y hasta más por el precio ante la promoción del pago de “sólo” la renta, una estrategia empleada por los operadores. Claro que también los subsidios ayudan a que no paguemos el precio completo de equis como el Galaxy S4, iPhone 5S.

En Estados Unidos los equipos gratuitos o que se venden a $100 por ser viejos o de “gama baja” en realidad presentan un precio real que no correspondería a esa gama. Se puede vender libre hasta en $400 usd o más, es por eso que comprarlo sin plan sale tan caro y en México hay que agregarle los precios de importación y otros aranceles que se pagan cuando se traen de Estados Unidos. Es fácil criticar en ese aspectos a las tiendas que traen dispositivos de reciente modelo que a veces ni siquiera se venden con los operadores nacionales o no se han lanzado en nuestro país.

Considerando todos estos aspectos, el pago del equipo, impuestos, la renta y demás servicios y accesorios, a pesar del boom del crecimiento en ventas de los smartphones, no cabe duda que por mas que veamos lo económico en que se pueden conseguir, aún no están al alcance de todos los bolsillos y curiosamente, algunos celulares con internet también se llegan a vender por el precio de lo que cuesta un smartphone con una version obsoleta de Android y Symbian.

La oferta y la demanda juegan parte del papel en la determinación de los precios y la disponibilidad y entre los fabricantes y las operadores hay ciertos manejos que hacen que en algunos países estén más accesibles que otros o de plano, no se oferten. Basándonos en los precios que se manejan en Estados Unidos, con el iPhone 5S, tenemos que la versión de 16 GB cesta $213 en s producción, pero sin subsidio a la venta por dos años sale en $649 USD ($10600 MXN en México en su página). Hay gente que con los ojos cerrados lo va a comprar sin hacer preguntas. Al final de cuentas “es un iPhone”. Otros porque no quieren estar atados a contratos, lo cual es muy válido, un precio muy alto por ser libre, pero que evita peleas con operadores y pagos por cancelación. Además lo recibes en la puerta de tu casa y hasta viene grabado con la frase que desees (y hasta lo puedes pagar a meses). Si lo quieres pero no quieres pagar tanto, deberás esperar a que salga el siguiente modelo y baje el precio, aunque ya no va a ser “cool” para presumir (hay gente que sólo por estatus lo compra aunque apenas lo use para responder llamadas, pero eso pasa con cualquier smartphone de gama alta).

Ese es el caso Apple, donde aún con el iPhone 5C se paga un buen precio por tenerlo ($9000 MXN por el de 16 GB). Pero en Android las cosas han sido un tanto diferentes. Por lo general en esta plataforma hablamos de tres segmentos de smartphones, los gama alta, media y baja con sus respectivas diferencias de materiales, funciones, características técnicas y obviamente precios. Son más accesibles que cualquier iPhone, es cierto, pero también hay equipos caros para lo que tienen.

Al crear Google su marca Nexus el panorama empezó a cambiar al lanzar buenos equipos con precios menos caros más que accesibles, con características técnicas que se encontraban en exclusiva con los modelos más caros del mercado y algunas propias que sólo los dispositivos “puros” con Android traen y mejor aún, con actualizaciones apenas las lance Google. El precio del Nexus de 16 GB due de $399 USD, menos caro que en otras marcas con esas características. La buena aceptación hizo que salga el Nexus 4 con un precio menor al original en el modelo de 16 GB. Ahora el Nexus 5 se da un mano a mano con algunos equipos de gama alta que no se consiguen a $349 USD aunque tengan 16 GB.

Sin embargo y a pesar de lo buenos que son, mucha gente desconoce esta marca de dispositivos, después de todo en México no es un equipo que se promocionen ni aparece en la tienda de los operadores con la marca Google y no pueden aparecer como equipos de LG o Samsung. Google carece de tiendas virtuales para ofrecerlos en gran parte de los países y aún así, en Estados Unidos es difícil conseguirlos hasta en las tiendas físicas porque se agotan rápidamente.

¿Qué puede hacer Google para que lleguen sus equipos de marca propia a mas consumidores? la respuesta ya la conocen. CompróMotorola y aunque ha andado de forma independiente algunos equipos, por fin nos dio un equipo accesible donde inicialmente en poco tiempo ha tenido buena respuesta: el Moto G. Si pensaron que me iría por el Moto X, teóricamente debería ser ese equipo considerado como el primer smartphone que es realmente accesible aunque a mi gusto sólo le puedo dar el mérito de tener muy buenas funciones y de ser el primero en salir en conjunto entre ambas empresas. Los rumores de todo lo que iba a tener fueron superados por las características reales haciendo al final que la gente se sienta de cierta forma decepciona por características que fueron alimentadas por falsos fundamentos, pero algo tiene de cierto: su precio es más económico que otros equipos con esas características, pero no por las razones correctas. Aquí es por porque no obtuvo la aceptación esperada en algunos mercados, donde se vende a un precio menor al lanzado, consiguiéndo hasta en $299 USD en Estados Unidos sin contrato, pero por ese precio gana a todos los smartphones de gama media.

Como comenté, para mi el Moto G es el dispositivo que merece realmente tener la atención que no se le está dando. Un dispositivo de 4 núcleos que puede estar al alcance de cualquier persona a un precio d $179 USD (en Estados Unidos), con las buenas características que posee; no importa si no trae 4G y su cámara es de 5 MP, es mejor que otras marcas en el mercado que venden Android. Aunque se llame Motorola, tiene todo el sello de Google y el potencial de llegar a los mercados donde no está presente el Nexus además de poder tener la presencia física y virtual en tiendas que no posee el Nexus 5. La ventaja es que esta estrategia va a terminar haciendo que Samsung se de cuenta que no es necesario vender a un super precio un smartphone con buenas características y que un precio bajo no implica un dispositivo mediocre. Al menos en esta parte del mundo porque como saben, en Asia se venden equipos a la par del Nexus y hasta superiores en características a precios muy económicos. Ya es hora que esa tendencia se extienda antes de que comience la invasión china por LATAM.

Recordemos que las marcas chinas reconocidas en México (como ZTE, Huawei), venden equipos Android de gama media y baja a buenos precios, pero el día que decidan traer sus equipos “fuertes” y los sustituyan por los actuales de características ” moderadas”, van a darle la pelea a las marcas líderes. Después de todo, ustedes han visto que ahora un smartphone de marca china no necesariamente significa un equipo ” patito” y pueden poseer las características técnicas de otros que se venden como si fueran hechos de oro.