lunes, 11 de noviembre de 2013

La evolución del iPhone

Más de 6 años lleva el iPhone entre nosotros. En junio de 2007 apareció el primer iPhone, un smartphone que marcaría la tendencia del resto de smartphones a partir de ese justo momento. Seis años después ya han aparecido 8 modelos diferentes de iPhone. En TopTienMobiel han creado una infografía que resume a la perfección la evolución del smartphone de Apple a lo largo de estos años.

En junio de 2007 aparecía el iPhone 2G, el primer smartphone de Apple.Una gran pantalla táctil y la ausencia de teclado y de stylus eran sus principales diferencias con el resto de smartphones. El iPhone 2G llegaba con iPhone OS 1.0 (nada de iOS), y estaba específicamente diseñado para manejarse con los dedos. La interfaz de este sistema operativo sería la señal de identidad del software móvil de Apple durante los siguientes años. Su primer fin de semana a la venta se alcanzaron las 700.000 unidades vendidas.

Un año más tarde llegaba el iPhone 3G, con soporte para redes móviles 3G y un pequeño cambio de diseño respecto al modelo anterior. El iPhone dejaba de estar disponible únicamente en negro, con la opción de conseguirlo blanco, un color que sería bastante difícil de conseguir. Este nuevo iPhone venía acompañado del nuevo iPhone OS 2.0 y por fin la App Store, la tienda de aplicaciones de Apple, nos permitiría instalar aplicaciones de terceros en nuestro dispositivo. 1 millón de dispositivos se vendieron el fin de semana de su lanzamiento.

En junio de 2009 llegaba el primer iPhone con una “S” en su nombre. El iPhone 3GS iniciaba lo que sería una costumbre en Apple: renovar el iPhone por dentro manteniendo el mismo aspecto externo. Mismo diseño, pero especificaciones superiores, con un procesador más rápido, mejora en la cámara (que seguía sin tener flash), y una nueva función brújula. Su primer fin de semana se vendieron 1 millón de dispositivos. Este modelo de iPhone se vendería (con algunas modificaciones) hasta septiembre de 2012.

En 2010 llegó la “revolución” al iPhone con el nuevo iPhone 4. Un nuevo diseño con cristal en la parte delantera y trasera, y una nueva pantalla que Apple denominó “Retina”, con una resolución de 960×640 y una densidad de pixeles de 326ppi y que marcaría un nuevo listón a superar por la competencia. Este modelo de iPhone, con una antena revolucionaria que usaba el marco del dispositivo para mejorar la señal, llegó con el famoso “Antennagate”, un fallo que Apple reconoció y que corrigió regalando una funda (bumper) a todos los que compramos el dispositivo. La incorporación del flash a la cámara trasera y una nueva cámara delantera para videollamadas fueron otras de las principales novedades. Se vendieron 1,2 millones de dispositivos en su primer fin de semana.

iOS 5 llegó en 2011 con Siri, el asistente virtual de Apple, pero exclusivo para su nuevo modelo, el iPhone 4S. Un diseño idéntico al de su predecesor, pero con el Antennagate ya solucionado, y una mejora en la cámara de fotos y procesador. Pocos cambios más trajo este modelo que a pesar de ser muy similar al anterior batió ampliamente su récord de ventas, con 4 millones de dispositivos vendidos el primer fin de semana.

El iPhone 5 llegó en 2012 intentando dar respuesta a aquellos usuarios que solicitaban una pantalla de mayor tamaño. Apple dotó a su smartphone de una pantalla de 4 pulgadas manteniendo la anchura del iPhone, por lo que el resultado fue un iPhone alargado que fue objeto de críticas y parodias más o menos ingeniosas. Apple además abandonaba la trasera de cristal por una de aluminio anodizado, y optaba por el aluminio también para el resto de la estructura del dispositivo. De nuevo el récord de ventas fue pulverizado, con 5 millones de unidades vendidas en su primer fin de semana.

En 2013 Apple sorprendió con 2 modelos nuevos de iPhone en lugar de uno. El iPhone 5c, un modelo con prestaciones prácticamente idénticas que el iPhone 5, pero con acabado en policarbonato y disponible en diferentes colores. Muy criticado por su precio, ya que durante meses se le denominó (no por parte de Apple sino de los medios especializados) como el iPhone “barato”, algo que luego se hizo realidad. El iPhone 5s, el primer iPhone con “s” minúscula, mantenía el mismo diseño del iPhone 5, pero con un nuevo color dorado, y el Touch ID como principal novedad, además de su procesador de 64 bits. No menos polémica fue la llegada de iOS 7 este mismo año, un nuevo sistema operativo que por primera vez cambiaba su aspecto de forma radical respecto a las versiones originales. Ambos modelos consiguieron unas cifras de ventas (conjuntas) espectaculares: 9 millones de unidades vendidas en su primer fin de semana.