lunes, 4 de noviembre de 2013

LG G Flex, el smartphone de pantalla curva que se autorrepara

Aunque los smartphones con pantalla curvada no son nada nuevo, y muestra de ello es el ya viejuno Samsung Galaxy Nexus, últimamente se ha estado levantando bastante hype por toda la red en torno a la inminente llegada al mercado de dispositivos que destacan precisamente por contar con ese rasgo distintivo. En el caso de LG, su dispositivo con pantalla curva ya se ha filtrado incluso en la televisión argentina, hace algunos días, por lo que con poco pueden sorprendernos. O al menos eso pensábamos.

La firma surcoreana parece haber cometido un error durante la presentación de una aspiradora hace a penas algunas horas, y sin querer han terminado publicando también una completa nota de prensa con toda la información que podamos necesitar saber sobre su smartphone de pantalla curva, el LG G Flex. Lo realmente interesante del caso, es que estamos ante un dispositivo que tiene la capacidad de autorregenerarse.

Así, estaríamos ante lo que seguramente será el próximo estándar en el uso de materiales para móviles. Y es que buscando una alternativa a todo lo que ya nos tienen acostumbrados los fabricantes, parece que en LG han decidido hacer uso de una tecnología que aunque sorprendente, no vemos por primera vez. Ya a principios del 2011 Nissan nos presentó una funda que prometía repararse a sí misma en caso de recibir daños menores.

LG ha hecho lo propio, y en la filtrada nota de prensa se promete que en cuestión de un par de hora veremos desaparecer los daños menores en la parte posterior del móvil. En lo que respecta al resto de especificaciones de este gadget, hace gala de la ya mentadapantalla curvada HD de 6" con tecnología OLED, un SoC Snapdragon 800, 2GB de memoria RAM y una cámara trasera de 13 Megapixeles.

Francamente, no podemos esperar a poder echarle el guante a este dispositivo y así poder corroborar la magia tras el material de su parte trasera. Si todo sale como lo esperado, lo veremos en Corea del Sur en al rededor de un mes, pero eso no hay ninguna garantía de que vaya a llegar al mundo occidental.