viernes, 22 de noviembre de 2013

Prueba a fondo del Nokia Lumia 625

Si se busca un modelo que no sea muy caro, que tenga compatibilidad con 4G y con Windows Phone 8 como sistema operativo, uno de los nuevos modelos que hay en el mercado es el Nokia Lumia 625. Este terminal ofrece, por lo tanto, algunas opciones interesantes a un precio competitivo ya que ronda los 265 euros.

Este modelo incluye la combinación de hardware habitual que se ha visto en varias ocasiones en los modelos de Nokia: procesador Snapdragon de doble núcleo a 1,2 GHz y 512 MB de RAM. Aunque pude parecer insuficiente, no es necesario mucho más para “mover” con soltura el desarrollo de Microsoft, como pudimos comprobar al analizar el dispositivo.

Además, dos de los apartados más convincentes del Nokia Lumia 625 son la autonomía, espectacularmente amplia que llego en ocasiones a permitir el uso sin recarga durante dos días, y que ofrece una buena cantidad de opciones en el apartado de la conectividad, con Bluetooth 4.0 y NFCincluidos.

Eso sí, hay apartados manifiestamente mejorables, como la calidad de su pantalla (de sólo 800 x 480 de resolución) y que no se ve especialmente bien en exteriores cuando la luz es intensa. Además, y pese a que su carcasa trasera se puede quitar, no es posible cambiar la batería, algo que hubiera estado muy bien.