sábado, 23 de noviembre de 2013

¿Qué puedo hacer si mi Android tiene la pantalla táctil rota?

Cuando se nos cae el smartphone, da igual cuantas capas de cristal reforzado tenga, que de una forma u otra al final siempre se acaba rompiendo y dañando. Si esta caída es desde una altura considerable, los daños muchas veces son irreparables.

Una solución fácil es mandarlo al servicio técnico de la marca y pagar una enorme cantidad de dinero para arreglar la pantalla. Una cantidad que casi nos valdría para comprarnos uno nuevo. Por eso nos preguntamos si no existen más alternativas en ese peliagudo momento en que nuestra pantalla táctil no responde.

¿Qué podemos hacer si la pantalla táctil está rota? Pues básicamente la mayor parte de las cosas.

El primero de los obstáculos será eliminar la pantalla de desbloqueo que nos impide abrir las aplicaciones. Esta tarea no es trivial ya que recordemos que la pantalla táctil no funciona. En un primer momento pensamos en BBQscreen o Airdroid, pero tienen una pega fundamental, estos solo nos dejan ver la pantalla, y nosotros queremos controlarla completamente.

Comandos adb

Para eso recomendamos tener acceso root y activar la depuración usb. A través de una serie de comandos adb tendremos que desactivar la pantalla de desbloqueo, para esto necesitaremos previamente eliminar el requerimiento de la contraseña. Con estos comandos podemos controlar la mayoria de los eventos que ocurren en Android, incluido hasta simular toques sobre la pantalla.

Una vez en la pantalla principal de nuestro smartphone tenemos varias posibilidades. Podemos activar el Bluetooth y el Wifi para añadir un ratón y teclado bluetooth.

Control remoto

Aparte del bluetooth, el wifi nos permitirá controlar nuestro smartphone. Las aplicaciones de control remoto son muy numerosas, y hay unas cuantas que nos permiten utilizar el ratón y teclado de nuestro PC para controlar el smartphone. Gracias a Androidscreencast podemos llegar a tener un control sobre Android de manera similar a la que tendríamos con un raton y teclado bluetooth.

Usb on the go

Hay otra opción para aquellos que no quieran ponerse a trastear tanto por el temor a liarse. La tecnología USB-on-the-go será tu mejor aliada. Para ello necesitaremos un clave que transforme mini-usb en usb, que lo podemos encontrar por dos o tres euros en cualquier tienda.Si tu smartphone tiene el soporte para USB OTG entonces simplemente conectaremos el ratón y funcionará tranquilamente. De la misma manera podremos disponer de un teclado.

Sí es verdad que tener que llevar un ratón que posiblemente sea más grande que el propio android no tiene mucho sentido en un mundo de movilidad, pero nadie dudará que vas a la última moda.

Para los que no quieran salir de casa con la pantalla rota, les recomendamos también conectarlo a una pantalla y hacer streaming.Habremos convertido nuestro pequeño cacharro en un reproductor de vídeo que requerirá menos toques sobre la pantalla.

Con el ratón funcionando aún podemos utilizarlo para hacer alguna serie de tareas imprescindibles, como salvaguardar la información que tengamos dentro del smartphone. Podremos abrir Dropbox o Titanium Backup y hacer una copia de seguridad de cara a nuestro próximo terminal.

Esperamos que esto haya servido a alguien. Si la pantalla táctil se ha convertido en una tostadora no significa que sea totalmente inutilizable. La elección es vuestra, pero lo importante es intentar buscar soluciones ingeniosas en momentos delicados. ¿Os ha pasado alguna vez? ¿cómo lo solucionasteis?