miércoles, 6 de noviembre de 2013

Samsung también domina en China con sus smartphones

Puede que los fabricantes locales como Xiaomi u Oppo estén comenzando a destacar, pero según los últimos datos de Canalys Samsung es el fabricante que más smartphones vende en China.

El http://blogs.wsj.com/digits/2013/11/05/samsung-overpowers-smartphone-rivals-in-china/“>informe de esta consultora indica que en el tercer trimestre del año Samsung logró una cuota de mercado del 21%, un crecimiento notable teniendo en cuenta que hace un año disponía de un 14% del mercado.

Otras firmas como Lenovo, a pesar de tener buenas ventas —un 64% más que el año anterior—, solo pudieron mantener su cuota del 13% debido al incremento total de ventas de estos terminales en el gigante asiático, donde la compentencia es especialmente feroz.

En el informe de Canalys también se nombra a fabricantes como la desconocida Yulong (que lanza sus smartphones bajo la marca Coolpad) y a Huawei, que ocupan la tercera y cuarta posición del ranking. Más atrás están Apple —cuyos esfuerzos por crecer en China se están viendo recompensados—, Xiaomi y ZTE.

China es actualmente el mercado más importante en el mundo de la telefonía móvil, superando a Estados Unidos desde hace meses. El crecimiento de Samsung se ha basado en su éxito en las gamas media y baja según Nicole Peng, una de las responsables del estudio.

El iPhone crece en ventas, pero no en cuota

El lanzamiento de los nuevos iPhone 5S e iPhone 5C en China ha influido en los últimos resultados, pero tendrá un impacto mayor en los próximos trimestres. De hecho, aunque en China se vendieron un 32% más de iPhones que en el mismo periodo del año anterior, la cuota de iOS es del 6%, cuando hace un año era del 8%.

Peng afirma que el alto precio del iPhone 5C en China deja claro que Apple sigue centrándose en el segmento de gama alta donde el crecimiento no es tan sólido, aunque los márgenes sean más estables.

Así, mientras que Samsung y los fabricantes locales se centran en un mercado cada vez más frenético de terminales de gama media (o de gama alta con precios de gama media, como demuestran los citados Xiaomi y Oppo, entre otros), Apple no parece dispuesta a entrar en esa batalla. Para ellos, afirma esta analista, “ir a ese segmento es demasiado arriesgado“.