domingo, 10 de noviembre de 2013

Siete aspectos negativos del smartphone Google Nexus 5

No cabe duda de que el Google Nexus 5 se trata de un aparato de lo más interesante, como ya dejamos claro al enumerar algunas de sus principales ventajas. Un smartphone que se lo va a poner muy difícil al iPhone 5s estas Navidades, quizá no por sus acabados, pero sí por una relación calidad precio más que interesante. En este artículo no pretendemos analizar el terminal (aunque puedes leer las primeras impresiones de él), sino evidenciar que, al igual que tiene puntos positivos, también sufre de algunos defectos, que enumeramos para que los tengas presente si estás pensando en comprar uno:

  • Cámara pasable: muchas características del gadget son de gama alta, pero la cámara no se trata de una de ellas. Los análisis coinciden en que la calidad de las fotografías resulta aceptable (aunque muy lejos de la de un Nokia 1020), pero no representa un aspecto que se pueda destacar de ninguna manera.

  • Altavoz externo deficiente: no resulta un tema crítico ni que esté levantando demasiada polémica, pero el sonido del gadget parece ser de lo más discreto. A pesar de todo, aún no se debe descartar que se trate de un fallo de software que se pueda resolver.

  • Diseño inferior: un tema muy discutible, porque en gustos no hay nada escrito. Pero hay bastante unanimidad en que el terminal no resulta tan bonito ni los materiales ofrecen la calidad del Google Nexus 4, aunque haber quitado el vidrio trasero evitará muchas roturas innecesarias. De todas formas, tampoco podemos hablar de un desastre, sólo de una estética un poco descuidada.

  • Escasa batería: el dispositivo hace gala de una autonomía “típica” en un smartphone… Lo que quiere decir, realmente, “deficiente”. Puede durarnos un día bajo un uso normal (no bajo uno intensivo), por lo que hubiera sido muy interesante que la batería alcanzara algo más de 2.300 mAh.

  • Actualizaciones: ¿las actualizaciones un aspecto negativo de un Google Nexus? Yo opino que no, pero muchos se escandalizan de que el Samsung Galaxy Nexus no vaya a recibir Android 4.4 KitKat, así que mejor tener claro que no debemos esperar mas de dieciocho meses de soporte.

  • Tamaño excesivo: puede parecer extraño en plena moda de los phablets, pero yo opino que una pantalla de 4,97 pulgadas resulta demasiado grande (por mucho que los marcos a su alrededor sean muy reducidos), lo que hace el terminal complicado de manejar.

  • Batería no extraíble y falta de ranura para tarjetas de memoria: se tratan de unas carencias ya habituales en esta familia de dispositivos, pero no por ello debemos de dejar de mencionar algo que puede representar un verdadero problema para determinados usuarios.

Como puedes ver, aparte de las ventajas que ya mencionamos, el aparato tiene algunos puntos flojos. Desde luego, resultan perfectamente perdonables con unos precios tan asequibles como 349 euros para el modelo de 16 GB de almacenamiento y 399 euros para el de 32 GB. Pero hay que tener en consideración tanto las partes positivas como las negativas para realizar un compra informada. Nosotros hemos intentado orientarte, ahora te toca a ti decidir si este se trata del nuevo terminal que vas a comprar.