sábado, 9 de noviembre de 2013

Te vas a enamorar del Nexus 5

Desde el primer momento en el que lo sacas de la caja, te enamoras del Nexus 5. Es algo que está ocurriendo a muchas personas, y a usted, querido lector, probablemente también le suceda.

Me he enamorado del Nexus 5, tengo que confesarlo. En los cinco días que llevo con él ha sido el primer Android en mucho tiempo capaz de hacerme olvidar por completo mi iPhone. Y no es el primero que ha intentado reemplazar a este, pues en los últimos meses han pasado por mis manos la mayoría de smartphones de gama alta (Samsung Galaxy S4, HTC One, Sony Xperia Z, Sony Xperia Z1... etc.), y todos ellos acabaron desapareciendo, mientras que el iPhone seguía junto a mi. Hasta que, como he dicho, llegó el pasado lunes el nuevo Nexus 5.

Nexus 5 es el Android definitivo. No hay ninguno más completo que él

Desde entonces, el iPhone (en mi caso iPhone 5), ha pasado casi todo el tiempo encima de la mesa, sin uso, algo que, como he dicho antes, ningún otro móvil ha sido capaz de lograr. Y es que este Nexus 5 es, al fin, el Android definitivo: actualizaciones rápidas, sin capas de personalización, rápido y suave, con LTE, una pantalla excelente y una buena cámara (no al mismo nivel que Lumia 1020 y iPhone 5s, pero no es mala cámara ni mucho menos). Además, incorpora el sistema operativo Android, que en su versión 4.4 KitKat muestra una madurez propia de un SO líder como es Android, al igual que nuevas características que unifican cada vez más la experiencia de usuario. Y por si eso fuera poco, el precio es ridículo para un dispositivo como el Nexus 5: desde 350€/$350 libre. Nadie espera que un terminal con semejante calidad cueste tan poco.

Al igual que dije en su momento con el iPhone 5, este Nexus 5 no es el mejor móvil en todos los aspectos –de hecho no creo que exista–, pero sí es, junto con el iPhone 5s, el más completo que podemos encontrar ahora mismo, puesto que, además de tener muchos puntos fuertes, no tiene ningún punto excesivamente débil.

Para empezar, es un móvil salvajemente rápido. La combinación de Snapdragon 800 con 2 GB de RAM y Android 4.4 KitKat vanilla (sin capas de personalización) hace que este smartphone sea el Android más fluido y rápido de la actualidad. Además, el hecho de que no cuente con capas de personalización hace que la experiencia de usuario sea uniforme en todo momento, algo que hasta ahora solo encontramos en Windows Phone y iOS.

El cuerpo del Nexus 5 es una combinación perfecta entre ergonomía y diseño

La pantalla es también la mejor del momento, con permiso del panel SuperLCD 3 del HTC One. El sonido, por otra parte, es bastante bueno, aunque el volumen máximo es algo bajo si se compara con su competencia. Relativamente similar a lo que ocurre con la cámara, que es bastante buena pero queda por detrás del iPhone 5s y del Lumia 1020, aunque, por suerte, parece que con una actualización de software el rendimiento de esta puede mejorar considerablemente. Y por si esto fuera poco, el cuerpo del dispositivo es sólido, elegante, ligero y delgado, lo que lo hace realmente cómodo a pesar de tener una pantalla de 5 pulgadas. Una combinación perfecta entre ergonomia y diseño, la cual solo es superada por el Motorola Moto X.

Google lo ha conseguido. Tras varias generaciones de Nexus intentándolo, el Nexus 5 es el primero en convertirse realmente en el espejo en el que todos los fabricantes Android deben de mirarse para crear sus próximos smartphones. Ofrece una excelente experiencia de usuario y ningún punto excesivamente débil, algo que ha sido difícil de encontrar en el mundo Android hasta la llegada de este terminal. Por eso y por todo lo anteriormente descrito es por lo que es tan fácil enamorarse del LG Nexus 5.