lunes, 2 de diciembre de 2013

La preocupación de Microsoft por los Google Chromebook, en alza

Microsoft Windows ha sido el sistema operativo más usado para la gran mayoría de los usuarios gracias a su facilidad de uso y a la extensa compatibilidad de aplicaciones y programas. No obstante, los Google Chromebook vienen pisando fuerte y por esta razón, los de Redmond han preparado varios anuncios y páginas web donde critican fuertemente estos dispositivos. ¿Por qué está Microsoft tan preocupada acerca de los Chromebook?

Para muchos de los usuarios, el sistema operativo que utilizan en sus ordenadores está convirtiéndose poco a poco en irrelavante Aunque losChromebook no son adecuados para todas las personas, se están convirtiendo en una alternativa real en el mercado de los portátiles de gama baja al igual que la popularidad del software libre ha comenzado a aumentar. Muchos de los detractores argumentarán que no hay necesidad de probar estos portátiles para comenzar a burlarse de ellos. ¿Quién quiere un portátil que no puede hacer otra cosa que navegar por la web? Mientras la mayoría piensa que los Chromebook solo sirven para navegar y no son portátiles reales, esta percepción se está convirtiendo rápidamente en obsoleta y por ello, Microsoft ha decidido cortar por lo sano y diseminar información negativa para perjudicar a Google.

Pinche aquí para ver el vídeo

Como era de esperar, Microsoft insiste en que un Chromebook no puede hacer nada si no está conectado a Internet, algo que llega a ser del todo verdad. Si bien su mayor atractivo y capacidad de trabajo se encuentra en la red, también es cierto que nadie nos impide jugar al Angry Birds de forma offline –algo que tampoco han reconocido los de Redmond-. Desde luego, Google estaría encantada de que descarguemos alguna aplicación de la Web Store y juguemos sin estar conectados –ChromeOS está soportando esta opción cada día más-.

Si lo pensamos detenidamente, ¿cuánto tiempo pasamos offline? A menos que utilicemos programas que requieran de gran capacidad de cálculo, todas nuestras herramientas están ya en la nube. Microsoft también argumenta que con un Chromebook no podemo jugar a Call of Duty o Age of Empires, pero tampoco vamos a disfrutar de CoD en un portátil de menos de 200 euros con Windows. Algo parecido pasa con Microsoft Office, Skype o iTunes, para lo que ChromeOS tiene alternativas ofimáticas en la web –provistas por la propia Microsoft-, en las comunicaciones –Hangouts- y en las plataformas de música –Spotify-.

Las primeras versiones de ChromeOS eran extremadamente limitadas y nadie podía recomendar un producto así, pero desde que Google comenzó a añadir funcionalidades a los Chromebook, cada vez es más interesante adquirir uno de estos dispositivos para el uso diario. Con la campaña Scroogled, Microsoft pretende dejar a estos portátiles como un “cacharro” con poca potencia que solo sirve para navegar, pero la verdad es que en unos pocos años se podrían convertir en un verdadero problema para Windows.