jueves, 26 de diciembre de 2013

¿Recién llegado a Apple? Consejos para los nuevos usuarios de Mac, iPad y iPhone

¿Acaba de llegar tu último y flamante dispositivo de Mac por Navidad? Si no sabes como comenzar a utilizarlo, no te desesperes por que hoy te damos algunos consejos especialmente útiles para que comiences a disfrutar de él sin problemas.

Si te has portado bien puede que esta Navidad te hayas encontrado con un interesante regalo debajo del árbol: tal vez un iPhone, un iPad o quién sabe si un ordenador nuevo. Si esto es así y es la primera vez que tienes entre tus manos algún dispositivo de Apple pero no sabes que es lo primero que deberías hacer vamos a darte algunos consejos para que los primeros pasos con un Mac, con un iPad o con un iPhone te sean lo más cómodos posibles o incluso, para los que no estáis tan verdes en esto, puede que encontréis alguna cosa interesante o incluso que se os había olvidado.

Lo primero que debemos hacer

Antes de nada debemos saber algunas cosas básicas de nuestro dispositivo. En primer lugar ¿qué es? Puede ser un ordenador, es decir,un Mac, con un sistema operativo denominado OS X cuyo nombre en clave te explica la versión que es. Actualmente, la más nueva y con la que con total probabilidad contará tu Mac es OS X Mavericks, es decir, la versión 10.9 de OS X. Otras anteriores son Mountain Lion (OS X 10.8) o Snow Leopard (OS X 10.7). Los Macs pueden dividirse, grosso modo, en portátiles y ordenadores de escritorio. Es muy importante saber el modelo con el que trabajamos. Para conocer más detalles podemos darle al símbolo de la manzana, arriba a la izquierda, y elegir la primera opción: "Acerca de este Mac". Tras esto solo tenemos que pulsar en "Más información".

A su vez, pasa lo mismo con los iPad y iPhone. Es muy conveniente conocer tanto el sistema operativo para móviles, denominado iOS, como el modelo con el que contamos. La última versión de iOS es la 7. El modelo, entre iPad y iPhone puede variar mucho aunque podremos conocerlo dirigiéndonos a "Ajustes", allí a "General" y entonces a "Información". Podremos ver un identificativo con el modelo el cual deberemos apuntar para comprobarlo en la página de Apple. También existen métodos más sencillos como es el reconocimiento visual de algunos detalles.

Una vez que sabemos de qué vamos a disfrutar el siguiente paso es muy importante: configurar nuestra ID de Apple. Esta es la que utiliza la compañía para identificarnos y asociar los dispositivos que tenemos para futuras gestiones o ante cualquier problema como robo o pérdida. Es indispensable. Otro de los primeros pasos con un Mac, un iPad o un iPhone, imprescindible es crear una cuenta en iCloud. Este servicio gratuito de Apple nos va a facilitar mucho las cosas ya que en él, y según queramos, podremos guardar mensajes, contactos e incluso documentos de forma sencilla y segura. Por último, antes de seguir, deberemos actualizar tanto el SO como las aplicaciones para tener la última versión del software. Repasando todos los pasos:

  • Conocer nuestro dispositivo y su sistema operativo (nombre y modelo)
  • Crear una ID de Apple
  • Crear y configurar una cuenta en iCloud
  • Actualizar
  • Primeros pasos con un Mac

    Si lo que has encontrado entre los regalos es un ordenador, veréis lo útil de esta herramienta. Sin embargo, puede que al principio nos sintamos abrumados con OS X. Comprobareis que este sistema operativo (especialmente OS X Mavericks tiene montones de opciones ocultas y pequeñas funciones para ayudarnos en la productividad diaria. Solo con el tiempo llegaremos a dominar gran parte de las mismas y, probablemente, nunca todas. Lo primero que debemos hacer es, como decíamos, actualizar. Por descontado que para los pasos que hemos comentado antes y para este mismo necesitaremos acceso a internet.

    Para ello solo hay que abrir el menú desplegable, en el icono de la manzana y pulsar en "Actualización de Software". Después, nos deberíamos familiarizar con los detalles de OS X. Como funciona el Dock, que es la barra de lanzamiento de aplicaciones disponible abajo por defecto o las ventanas de Finder, el explorador de ficheros del sistema. Otro detalle muy tonto pero verdaderamente importante es saber que en un Mac, normalmente, para cerrar del todo el proceso de una aplicación hay que "salir" de la misma. Esto se puede hacer eligiendo la opción en el menú, arriba, o pulsando Comando + Q (CMD + Q). Si no lo hacemos así, aunque cerremos la ventana, la aplicación se quedará en segundo plano consumiendo recursos.

    Una vez que hayamos jugado un poco, otro de los primeros pasos con un Mac es terminar de configurar nuestro acceso a la red. OS X, en sus últimas versiones, sincroniza nuestras cuentas de Twitter y Facebook en "Cuentas de internet", dentro de las "Preferencias del Sistema". Si queremos aprovechar lo que ofrece, deberíamos configurarlas al igual que configurar nuestro correo electrónico con Mail u otro cliente que queramos. Como último de los primeros pasos con un Mac, podemos pasar a configurar correctamente el exposé, launchpad, mission control y/o los espacios. Estas son funciones de productividad inimaginablemente útiles pero difíciles de coger durante los primeros minutos. Con simples gestos podremos ver todo el contenido de un escritorio, elegir una aplicación o movernos entre ellos fácilmente. Ni que decir tiene que colocar más de un escritorio para trabajar es uno de los primeros pasos con un Mac que resulta indispensable.

    Una función importante y que normalmente viene desactivada por defecto es el botón secundario del trackpad (o incluso del ratón). Es muy aconsejable activarlo. Podremos encontrarlo en "Preferencias del Sistema". En "Ratón" o "Trackpad" encontraremos la opción de "Activar click secundario". Ya que estamos aquí, podemos también dirigirnos a "Fecha y Hora" y configurar adecuadamente el reloj para que muestre la información que necesitamos. También es muy aconsejable que echemos un vistazo a la pestaña "Seguridad y privacidad" y configuremos correctamente la solicitud de contraseña cuando nuestro Mac esté inactivo. También será un buen momento para configurar Time Machine, el sistema de copias de seguridad automatizado de Mac. En resumidas cuentas:

  • Actualizar
  • Familarizarnos con el Dock y las ventanas de Finder
  • Configurar nuestras cuentas y correo electrónico
  • Configurar Exposé, Missión Control, Launchpad y los escritorios
  • Activar el botón secundario del TrackPad
  • Cambiar la fecha y hora
  • Comprobar las opciones de Seguridad
  • Configurar Time Machine
  • Primeros pasos con un iPad o iPhone

    A diferencia de los primeros pasos con un Mac, iOS 7 cuenta con menos complejidad en el comienzo. Su usabilidad es tremenda y prácticamente desde que lo desenvolvamos estaremos usándolo como si nada de manera muy intuitiva y cómoda. Lo primero, como ya os hemos comentado antes es crear una ID de Apple, si no la tenemos, identificarnos y actualizar. Con la cuenta de iCloud o con un perfil de iTunes, podremos guardar nuestra información con la que restaurar o incluso configurar un nuevo dispositivo, por lo que si tenemos una cuenta anterior, el proceso de configuración podría ser todavía más sencillo. Es imprescindible, una vez claro este punto, hacer una copia de seguridad en iTunes o en iCloud. Tras esto comunes primeros pasos con un Mac, un iPad o un iPhone, podemos ponernos de inmediato a jugar un poco con él.

    Durante la configuración, una de las opciones que nos dará será si queremos o no usar Siri. Os aconsejamos que sí. Siri es un asistente de voz muy práctico y útil. Es increíble lo que puede llegar a hacer. Si queréis desactivarlo luego (o activarlo, si no lo habéis hecho) esto se puede realizar después desde las preferencias. Al igual que con los primeros pasos con un Mac, lo siguiente que debemos hacer es familiarizarnos con el escritorio y los gestos que podemos utilizar en él. Una vez que empecemos a tocar la pantalla tal vez nos sea muy útil conseguir un paño de algodón suave para limpiar al pantalla. Con gestos circulares y sin usar nada más que el paño debería ser suficiente para tener nuestro dispositivo siempre limpio.

    Aunque las baterías modernas y los cargadores no requieren de una especial atención es conveniente revisar las instrucciones con respecto a las primeras cargas y seguirlas al pie de la letra. Así nos aseguraremos de que la vida de la batería es la máxima desde el principio. Para instalar o desinstalar aplicaciones podemos dirigirnos a la iTunes Store, desde donde descargarlas, o mantener el dedo sobre el icono de una aplicación hasta que aparezca una (X) sobre las mismas. Si pulsamos esta "X" eliminaremos la aplicación. También podremos mover los iconos de lugar. Para bloquear de nuevo solo habremos de pulsar el botón Home.

    Es muy, insisto, muy importante que no instalemos Apps sin ton ni son. Esto enlentece el sistema y puede provocar inestabilidades. Lo mejor es descargar lo que queramos y no cualquier cosa a lo loco. Si no nos interesa una aplicación, o no la vamos a usar debemos acordarnos de desinstalarla. Para cerrar por completo una aplicación en iOS 7 y que no se quede en segundo plano, al igual que ocurre en Mac, deberemos pulsar dos veces el botón Home y nos encontraremos con la pantalla de "Multitarea". Desde aquí solo necesitaremos arrastrar la aplicación hacia arriba y listo, cerrado. En este mismo menú podemos ajustar varias opciones, como el brillo, si deslizamos hacia la derecha. Por último, y no menos importante, es la configuración del centro de notificaciones. Éste se puede modificar desde los ajustes. Haciendo un repaso:

  • Identificarnos con nuestra ID de Apple
  • Actualizar
  • Hacer una copia de seguridad
  • Activar Siri
  • Familiarizarnos con los gestos
  • Conseguir un paño de algodón suave
  • Realizar la primera carga revisando las instrucciones
  • Aprender a instalar y desinstalar Apps
  • Mantener limpio el Sistema
  • Conocer el menú multitarea y el cierre de aplicaciones
  • Configurar las Notificaciones