miércoles, 1 de enero de 2014

Kindle Fire HDX: robusta y con una resolución espectacular

Ligera, intuitiva y con una resolución espectacular. La nueva gama de tabletas de Amazon, las Kindle Fire HDX, ofrece unacalidad notable a unos muy atractivos: desde 229 euros el modelo de 7 pulgadas y 379 el de 8,9 pulgadas.

Lo primero que llama la atención al cogerla —algo que perfectamente puede hacerse con una sola mano— es su tacto, su solidez y su peso: apenas 374 gramos la versión de 8.9 pulgadas. Para lograrlo, Amazon ha diseñado una carcasa integral a partir de una pieza única de magnesio mecanizado y una aleación de cristal y nailon, y ha integrado la capa táctil capacitiva de la pantalla directamente en el cristal de la pantalla.

El resultado es un aparato que parece robusto y bien hecho, salvo en un punto: la unión entre la carcasa y la pieza protectora que alberga la cámara trasera da sensación, al menos en el aparato probado, de no estar perfectamente integrada en todos los puntos.

El diseño no es, sin embargo, su principal punto a favor y, aunque Amazon ha decidido situar los controles del volumen y el botón de encendido en la parte trasera del dispositivo para dejar un frontal y un lateral más limpios, el marco de la pantalla todavía sigue siendo demasiado grande en comparación con otros dispositivos. Tampoco favorece el hecho de que Amazon incorpore publicidad de sus productos a modo de salvapantallas, aunque esto es algo que el usuario puede evitar si elige adquirirlo «sin ofertas especiales», lo que supone un desembolso de quince euros más.

Respecto a la cámara, sus 8 megapíxeles garantizan fotografías de calidad más que aceptable. Lo mejor, sin duda, es la posibilidad de grabar vídeo en alta definición a 1.080 p y la función electrónica de estabilización de imagen, que permite que inmortalicemos nuestro cumpleaños o nuestra pequeña excursión sin que parezca que estemos subidos en una montaña rusa. Otro punto positivo es la duración de la batería: más de once horas con un uso continuado.

Sin embargo, la verdadera gran baza de la tableta de Amazon es maravillosa pantalla y su increíble resolución. La versión de 8,9 pulgadas tiene una resolución de 2.560 x 1.600 y una densidad de píxeles de 339 ppp, la mejor de toda la gama Kindle y superior a la del iPad Air. Tales cifras permiten ver los colores brillantes y nítidos, y logran distinguir la pantalla en buenas condiciones incluso a pleno sol. El apartado visual se completa con un procesador gráfico Adreno 330, que aporta altas frecuencias de imagen y permite unos gráficos más que solventes en los juegos y aplicaciones 3D.

Otro punto a su favor es la sencillez del sistema operativo, muy intuitivo y fácil de utilizar incluso para personas poco familiarizadas con esta clase de dispositivos. La gama Fire HDX utiliza Fire OS 3.0 «Mojito», una versión modificada de Android muy integrada con la web y la gama de productos de Amazon, hasta el punto de que ofrece en el escritorio libros gratuitos y de pago y otro material de la compañía disponible con solo pasar el dedo por encima.

Está muy bien optimizado, lo que, unido a su potente procesador Quad-Core 2,2 GHz y a su wifi ultrarrápido de doble banda y doble antena, hace que no se cuelgue en ningún momento. El contrapunto negativo es que carece de algunas de las aplicaciones más populares de Google Play, como Google Maps o Hangouts, aunque en muchos casos estas pueden suplirse con otras similares que si aparecen en el repositorio de Amazon.