miércoles, 1 de enero de 2014

Tres métodos de organización para mejorar la productividad en 2014

Seguro que para todos aquellos que van justos de tiempo, que ven como sus jornadas se prolongan en el horario más de lo que les gustaría, sobre todo freelances y autónomos, uno de sus propósitos de año nuevo es mejorar la productividad. El objetivo es poder disfrutar de un poco más de tiempo libre, de mejorar la organización y no ir siempre corriendo de un trabajo a otro.

Pero en la mayoría de las ocasiones la mejora implica cambiar nuestra forma de trabajar. Esto más que una cuestión de uso de la tecnología implica un cambio de hábitos, siendo mucho más disciplinados a la hora de cumplir con los nuevos modos de trabajo, hasta que se conviertan en una rutina eficaz.

Tres ejemplos de cambio de hábitos con ayuda de la tecnología

Si ya estamos contentos con la forma de trabajar que tenemos podemos utilizar alguna de estas aplicaciones de forma puntual, para mejorar nuestra productividad en momentos de especial dispersión. Igualmente alguna de ellas las podemos integrar con nuestra forma de trabajar, para que nos ayuden a mejorar en aspectos concretos, como la recogida de información, por ejemplo.

  • Aplicaciones para trabajar con GTD, el método Get Things Done, que nos ayuda a ir organizando las tareas en función de la urgencia que les asignamos, que nos ayuda a tener controlado en todo momento que trabajos tenemos pendientes y cuándo debemos acabarlos. Es muy efectivo si lo trabajamos con rigor, algo que puede llevarnos un poco de tiempo. Para trabajar con ella podemos utilizar desde el correo electrónico a una libreta o un gestor de proyectos que nos ayudan a organizarnos.
  • Aplicaciones para trabajar con Pomodoro que nos ayudan a mantener la concentración en una tarea evitando interrupciones. De esta manera conseguimos apurar mejor el tiempo disponible y acabar el trabajo en menor tiempo. Es especialmente útil en momentos de dificultad para concentrarse, como las tardes o cuando tenemos mucho barullo a nuestro alrededor. Tenemos aplicaciones para ayudarnos de todo tipo, desde extensiones para el navegador hasta otras más completas con gestión de tareas.
  • Evernote, algo tan sencillo como una libreta de notas pero a la que podemos sacar tanto partido. Esta es mi opción para este año, mejorar la forma que tengo de utilizar Evernote, con los recordatorios para las tareas más urgentes, pero también organizando las tareas en función de la urgencia que tengan. Tener toda la información en un único lugar nos puede ser de gran ayuda.

Como siempre lo fundamental es mantener la constancia. Los primeros días será algo más duro, pero al poco tiempo ya tendremos la soltura suficiente para ir haciéndolo de forma natural. Aquí ya sólo nos queda ir depurando el proceso para que sea lo más efectivo posible.